Nuevo incentivo industrial para Tancacha

Regionales 05 de agosto de 2019 Por
Como respuesta al crecimiento en sus exportaciones e inversiones, la metalúrgica Imegen recibirá eximiciones tributarias por parte del Gobierno provincial. Uno de sus titulares, Marcelo Gentili, analiza el impacto de estos beneficios y la situación actual del sector.

El beneficio de la promoción industrial que entrega el Gobierno provincial volvió a recaer sobre una empresa de Tancacha.
Con el antecedente de la empresa de tratamientos térmicos Bel-Davi, hace algunos meses, esta vez fue el turno de la metalúrgica Imegen.
Tal como establece la Ley 9.727, al mismo acceden empresas residentes en la provincia de Córdoba que realicen inversiones en modernización y en activos fijos.
El beneficio consta de exenciones impositivas sobre tributos provinciales y subsidios por mano de obra incorporada.
Surgida en 1964 como una empresa familiar, que de alguna manera sigue siendo con tres hermanos y la mamá Lucía en el directorio, Imegen ya cuenta con alrededor de 50 empleados.
Entrando en detalles, Marcelo Gentili explicó que el edificio de la empresa gozará de una eximición por parte de Rentas y algo similar ocurrirá con Ingresos Brutos, aunque en este caso, el empresario cuestiona la naturaleza de un gravamen que considera "exagerado para la industria y no debería existir".
Con respecto a los mencionados incentivos para incorporar mano de obra, aclaró que eso estará atado a la evolución del taller.
La citada promoción incluye además un porcentaje de subsidio sobre un potencial incremento en el consumo de energía eléctrica, aunque eso va de la mano de mayor producción y no está ocurriendo en el actual escenario de crisis.
Acerca del contexto actual, Gentili afirma que el problema del último año es "financiero" debido a las altas tasas de interés, lo cual reduce las inversiones a la mínima expresión, y por ende, las posibilidades de crecimiento.
Su ecuación es simple: "Con una rentabilidad del 10 al 15 por ciento que puede llegar a tener hoy en día la industria, una tasa del 50 es inviable porque no podés pagar algo que no vas a obtener"
Ahora bien, qué argumentos tenía Imegen para solicitar este incentivo provincial. Gentili entiende que en buena medida "la llave para eso" fueron las exportaciones, que actualmente representan un 20 por ciento de la facturación.
Desde 2012 hasta la actualidad, Sudáfrica se ha transformado en el principal mercado externo de la empresa, siendo además, lugar de proyectos e inversiones por un millón de dólares en los últimos cinco años.
También contó que están incursionando en Perú y Bolivia, "mercados nuevos para la producción agrícola".
No obstante, advirtió que en la industria metalúrgica existe un "competidor exageradamente grande como es la industria china, que maneja números contra los que es muy difícil competir y encima, viene mejorando su calidad".
Entre los logros de esta empresa dedicada a la fabricación y reconstrucción de maquinarias para la industria aceitera y de molienda, se puede citar además, una inversión de 1.700.000 pesos en la adquisición de un pantógrafo para el corte de chapas, una mesa de aspiración y tornos.
También adquirieron un terreno contiguo para una futura ampliación de la planta y trazaron un plan de inversiones para los próximos 24 meses.
Si de plazos se habla, Gentili no limita sus proyectos a definiciones políticas como por estos días se escucha decir en diferentes sectores económicos.
"Creo que la especulación no le sirve a nadie. Estamos a días de unas elecciones y los cambios que puede plantear uno u otro no creo que sean muy distintos porque no hay mucho para hacer", entiende.
"Necesito evolucionar en la metalúrgica para adaptarme a las necesidades de mis clientes porque si no desaparezco, no puedo esperar a ver quién va a ganar", sintetiza.
"Prefiero quejarme por las decisiones que tomo y no por las que no tomé", enfatiza Gentili.
"Más que fabricantes de equipos hoy estamos siendo prestadores de servicio, dado que la industria no está invirtiendo en Argentina, porque el país no está creciendo", agregó.
Como ejemplo en este sentido, afirmó que desde hace diez años la industria tiene un 30 por ciento de capacidad ociosa, con respecto a la producción agrícola.
Más allá de ya llevar varios años instalados en el acceso oeste a Tancacha, junto a la ruta 6, Gentili ve con buenos ojos, la creación de un parque industrial como el que se está gestando a pocos kilómetros de allí.
"Creo que su desarrollo debería haber sido una obligación para los gobiernos a lo largo de la historia porque las industrias tienen que estar allí y no diseminadas por todo un pueblo", manifiesta.
De todos modos, advirtió que se necesitará de un gran incentivo para favorecer el traslado de las empresas, como puede ser el acceso a los servicios y la infraestructura edilicia, algo que a su vez está sujeto a importantes inversiones por parte del Estado.

Boletín de noticias