La invitación servida para la fiesta

Deportes 21 de julio de 2019 Por
Atlético Río Tercero se consagrará hoy con un empate ante Sportivo 9 de Julio, que llega obligado a ganar. El segundo capítulo clásico se juega desde las 15.30 y puede coronar un nuevo campeón o postergar la definición hasta el próximo domingo.
9 de Julio-CART saludo primera final

El triunfo 2-1 en el estadio Aniceto Hortal le aporta una ventaja importante a Atlético Río Tercero de cara a la revancha de la gran final del Torneo Apertura que se jugará hoy a las 15.30 ante Sportivo 9 de Julio.

El elenco "Pirata", que perdió las últimas cinco definiciones que disputó -dos ante Sportivo Belgrano, dos ante Atlético Ascasubi y una ante su adversario de este domingo- no festeja un título desde el Clausura 2006 y tendrá una inmejorable oportunidad en casa de celebrar por sexta vez en la Liga Riotercerense.
Por su parte, el "Patriota" está obligado a ganar por un gol para trasladar la definición al domingo próximo. Una diferencia superior le otorgará su 29ª corona liguera, récord absoluto.

Retornos

En filas de Atlético Río Tercero están en condiciones de reaparecer el goleador Federico Pavón, autor de 12 gritos en el certamen, y el defensor José Bertea. Ambos cumplieron con la sanción por la expulsión sufrida en la semifinal ante Sportivo Belgrano.

De esta manera, el entrenador Pablo Álvarez tendrá el plantel completo a disposición y ya anunció que apelará al esquema con tres atacantes que tanto rédito le ha dado en casa.
"Va a ser duro y muy parecido al domingo pasado. Ellos en algún momento van a tener que salir a arriesgar más, se puede abrir para nosotros, pero va a ser más peligroso", avizoró el guía albiazul que también dirigió en el Torneo Apertura 2016, anterior definición clásica mano a mano.

"En nuestra cancha hemos manejado bien los tiempos y espacios. Tenemos jugadores rápidos y habilidosos. Podemos plantear el partido de diferentes maneras. Y eso es bueno en la variabilidad que tenemos en el equipo", precisó Álvarez.

Asimismo, sobre la seguidilla de finales perdidas por el "Pirata" (cinco desde 2009), avisó que forman parte de la historia: "Yo no lo siento. Esto es fútbol. Se puede ganar, empatar o perder. A mí me tocó una sola vez perderla y estuvo bien, porque 9 de Julio hizo méritos para ganar (en el Apertura 2016). Los jugadores son diferentes a esos momentos. No creo que sea para tanto. Yo no siento que sea así en el vestuario".

Con ese ánimo renovado y la confianza de la ventaja lograda de visitante, Atlético Río Tercero sueña con "devolver gentilezas" en una final ante 9 de Julio y consagrarse tras 13 años de espera. Tiene plantel, un excelente guía y un grupo de fervientes aficionados que avalan ese anhelo.

Volvería Burgos
La lesión sufrida por Pablo Spezia, distensión de segundo grado del ligamento externo, lo dejará al margen al menos por un mes.
Si bien está en condiciones de reaparecer en la zaga Federico Burgos, que cumplió una fecha de suspensión, la ausencia de Spezia resta juego aéreo y un líder defensivo en la formación de Norberto Actis.

De todos modos, el "Patriota" buscará suplirlo y remontar una serie que inició adversa. "Creo que en el primer tiempo tomamos la marca muy de lejos y dejamos espacios. Cuando lo corregimos, jugamos en el campo de ellos. Eso tenemos que hacer el domingo", puntualizó el entrenador albiceleste.

"La serie está abierta y el 2 a 1 es el peor resultado del fútbol. Tenemos que jugar con la cabeza. Necesitamos hacer un buen partido grupalmente, con las individualidades que puedan aparecer. Hay que hacer un gran partido en todas las líneas", remarcó Actis con confianza.

Cartas echadas sobre la mesa, promesa de intenso espectáculo y la gloria como premio para la historia grande del vencedor. Más allá del resultado, la fiesta, con masiva concurrencia, deberá ser de todos.

Boletín de noticias