El radicalismo vuelve a mostrarse dividido en Almafuerte

Regionales 10 de julio de 2019 Por
Como viene ocurriendo en los últimos comicios, la UCR no logra consensuar un candidato y salen a luz, las fracturas internas. Daniel Lopez y Alberto Escalera solicitaban internas pero aseguran que fueron marginados del partido.
Ver galería REGIONALES - Dagum
1 / 3 - Rubén Dagum

En un clima de enfrentamientos internos e informaciones cruzadas, la posibilidad de realizar una interna radical rumbo a las elecciones municipales, quedó desterrada.
Al cierre de esta edición, Rubén Dagum aguardaba que en la capital provincial se lo confirmara como único candidato del centenario partido.
En este contexto, el descontento de los otros dos precandidatos radicales no tardó en hacerse público.
De todos modos, tanto Daniel López como Alberto Escalera siguen proclamándose como candidatos, aunque ahora deban buscarse otro sello político.
Quien ya fuera intendente entre 2003 y 2011 volvió a golpear la puertas de la UCR el año pasado, pero aparentemente, con su voluntad no alcanza.
Ya en los últimos comicios debió generar su propio partido, -Todos por Almafuerte-, para volver a las urnas, logrando su banca de concejal.
López se mostró sorprendido por la falta de comunicación con el presidente del partido a nivel local (Carlos "Cacho" Morello), "Desde noviembre que viene hablando de la interna pero ha jugado mal y concretado una traición", agregó en relación a la autoridad partidaria.
"Yo venía preparando los afiches y cartelería con la UCR pero si esto no prospera creo que es una falta de ética y respeto hacia los afiliados", expresó.
"Sigo trabajando con mi gente y haremos un análisis profundo pero candidato voy a ser", aseguró López.
"Era más fácil convocar y expresar cómo se iba a trabajar en vez de hacer esto de manera oculta. No hay interés por el partido sino personales y de hacer una alianza, dejando afuera el símbolo natural de la Unión Cívica Radical", concluyó.
Por su parte, Escalera eligió su muro de la red social Facebook para expresar un descargo en contra del partido al que es afiliado desde hace 40 años, según remarcó.
"Quiero comunicarles que no me dejan ser candidato por la UCR", escribió y al mismo tiempo denunció: "Son más importantes los intereses personales que los intereses de trabajar para esta ciudad".
También apuntó contra la "alianza" en la que se enarbola el partido para presentarse en las elecciones del 6 de octubre.
"Entiendo que son estrategias políticas, pero también, entiendo, que le quitaron el derecho a todos los afiliados de la UCR a elegir y a votar por su partido y su convicción", señaló Escalera.
"Tengo la obligación de comunicarles para que entiendan porqué me busco otro partido y no voy por la UCR. No es porque no quiera, si no, porque me dejaron afuera", finalizó.
A pesar de que en un comienzo, la unidad del partido fue pregonada como un valor vital para recuperar la intendencia, las diferencias entre los aspirantes se hicieron notar rápidamente.
Vale repasar que los cortocircuitos arrancaron antes de esta malograda interna.
Previamente, se había apelado a una encuesta que posicionó al odontólogo Dagum por sobre el tribuno de Cuentas, Fernando Martínez y el empresario Leonardo Kopp, quien finalmente rechazó los resultados, cuestionando la metodología empleada.
Ahora, restará saber si los votos radicales volverán a dispersarse o se concentrarán a pesar de todo, en torno al candidato con más chances de revertir el actual dominio justicialista.

Boletín de noticias