Atanor inauguró la primera etapa de su planta biológica de control de efluentes

Locales 21 de junio de 2019 Por
La inversión es de 6 millones de dólares y la segunda etapa estará lista en diciembre. TRIBUNA participó del acto como invitado especial.
Ver galería _DSC0180
1 / 11 - Uno de los tanques de dos millones de litros donde se procesarán biológicamente los efluentes

El acto estuvo encabezado por el CEO de Atanor, César Rojas. Ratificaron millonarias inversiones para la unidad productiva de Río Tercero.

Con una inversión cercana a los seis millones de dólares (unos 270 millones de pesos), la empresa Atanor inauguró ayer la primera etapa de una moderna planta de tratamiento de efluentes industriales, en base a un proceso biológico. Atanor es una empresa líder en la producción de herbicidas para el sector agrario, interno y externo y la única en el país que produce agua oxigenada.

El objetivo es mejorar la productividad, calidad y sustentabilidad en la producción del herbicida 2,4- D.

Con esta mejora, la firma sigue incorporando tecnología de última generación a sus procesos productivos y se consolida como la estructura agroindustrial más importante en América Latina con la síntesis de las 3 moléculas más demandadas por el mercado de productos para la protección de cultivos.

La tecnología ha sido desarrollada por SUEZ Water Technologies & Solutions, el montaje del equipamiento lo realizó ASSI S.A. de Rio III y la supervisión de la puesta en marcha fue realizada por el equipo de tecnología de Atanor.

Básicamente, la tecnología desarrollada de la nueva planta trabaja con bacterias que se alimentan de las toxinas y depuran los líquidos, que se almacenan en dos tanques vidriados de dos millones de litros de capacidad cada uno. Un dato interesante es que Atanor decidió utilizar para el montaje de los equipos, un viejo edificio donde la empresa comenzó a funcionar en la década de los años '40. Todo un símbolo de permanencia y desarrollo.

El acto, desarrollado en la planta del grupo norteamericano Albaugh en Río Tercero, fue encabezado por el presidente de la firma para Argentina y Brasil, César Rojas, quien subrayó que la empresa continuará su proceso de inversión que empezó con un plan de sustentabilidad a largo plazo.

"Atanor es una empresa de 80 años y no teníamos otro camino que apostar: seguir con la parte productiva o convertirnos en una empresa totalmente comercial", señaló el ejecutivo. La firma, a partir de la gestión de Rojas como CEO, decidió avanzar sobre la primera alternativa.

Rojas enfatizó en la necesidad de continuar con el proceso de inversiones pese al complicado contexto nacional, para asegurar la competitividad de sus productos.

El plan contempla una inversión de 70 millones de dólares en cinco años, desde el 2017 en adelante. El 50% de ese monto está destinado la planta de Río Tercero, el resto a las unidades productivas de Pilar y San Nicolás, en la provincia de Buenos Aires, además de Brasil. "Creemos en la Argentina y en el futuro para poder desarrollarnos", enfatizó Rojas a TRIBUNA.

La obra que contempla la planta de tratamiento biológico de efluentes, fue iniciada en febrero del año pasado, luego de un intenso desarrollo de ingeniería y de laboratorio para la adecuación de las bacterias. La segunda etapa de la planta estará lista, según los plazos establecidos, en diciembre de 2019, con lo cual, para esa fecha, Atanor habrá completado el tratamiento biológico del 100% de sus efluentes industriales.

"Espero que Atanor motive a otras industrias a realizar una inversión de este tamaño", apuntó Rojas. La inversión no apunta a crear más mano de obra, sino a mejorar los niveles de producción, en calidad y competitividad, de acuerdo a los estándares internacionales. Los principales competidores de Atanor son Brasil y países asiáticos. Rojas destacó además inversiones en la planta de Pilar para avanzar en mejoras ambientales y otras unidades productivas en San Nicolás.

El ejecutivo subrayó además que el objetivo hacia el año 2020 es lograr el 70% de abastecimiento con energías renovables. "Atanor será una empresa totalmente productiva y sustentable de puertas abiertas".
En ese marco, Rojas enfatizó en la necesidad de continuar con el proceso de inversiones pese al complicado contexto nacional, para asegurar la competitividad de sus productos.

"Hoy con la globalización, si uno no se prepara, tiene un solo camino: cerrar y Atanor está dispuesta a persistir con su tecnología y sus procesos para continuar en la actividad productiva para mejorar sus productos", dijo.

_DSC0121__
El intendente Alberto Martino, junto al CEO de Atanor César Rojas y el ministro de Industria Roberto Avalle

"El camino es claro y los inversores han decidido invertir ese dinero en Argentina". La tecnología utilizada es de origen francés y de empresas contratistas de Río Tercero, entre ellas ASSI.

En el acto estuvieron presentes, entre otras autoridades, el intendente Alberto Martino, el secretario de Obras Públicas Marcos Ferrer, el ministro de Industria de la Provincia Roberto Avalle y directivos del Centro Comercial encabezados por Gabriel Prieto y Agustín Hesar, además de proveedores y técnicos.

Atanor emplea a 250 personas en forma directa y unas 200 de manera indirecta.
Rojas destacó el trabajo conjunto desarrollado entre Atanor y sus plantas vecinas de Fabricaciones Militares y Petroquímica Río Tercero.

Desde la Provincia
Por su parte, el ministro de Industria y Comercio de la Provincia, Roberto Avalle, reivindicó la decisión empresaria de Atanor de "adecuarse a las normas ambientales vigentes", que la Provincia vigila.

Avalle ratificó el apoyo de su ministerio y de la administración de Juan Schiaretti para el desarrollo de la actividad y manifestó que es prioridad para la Provincia el mantenimiento de los puestos de trabajo. "Esto, en un momento como el actual, vale oro", indicó.
El proceso implica un gran avance en el tratamiento de efluentes industriales y en el cuidado del medio ambiente local.

Fotos Gentileza Atanor-Mauro Protti

Boletín de noticias