Aguardan pericias por un accidente en el marco de una persecución policial

Policiales 18 de junio de 2019 Por
En noviembre de 2018 murió un adolescente de 16 años.
tribunales
Edificio de Tribunales de Río Tercero

Se espera que con el resultado de la pericia accidentológica solicitada por el fiscal que investiga la causa, se pueda aportar claridad acerca de cómo ocurrieron los hechos en los que resultó muerto un adolescente de 16 años en el marco de una supuesta persecución policial, ocurrida en noviembre de 2018.
El abogado que representa al padre de Yamil Alexis Malizia -el joven fallecido- indicó que se presentaron todas las pruebas por las cuales se sostiene que "el accidente fue producto de una persecución policial".

Iván Rivarola indicó que el resultado de la pericia solicitada "permitirá determinar cuáles fueron las características del accidente. El informe brindará datos sobre la velocidad, trayectoria, frenada, persecución y finalmente responsabilidades y culpabilidades y eventuales imputaciones".

El hecho que se investiga se produjo el miércoles 7 de noviembre de 2018, en la esquina de Acuña y Luis Amaya. Según declaró el padre del joven, Claudio Malizia, aquella noche Alexis venía de jugar al fútbol con amigos en barrio Cerino y se dirigía a la casa de su madre en barrio Panamericano. Habría comenzado a ser perseguidos por dos móviles policiales y en ese marco el chico que iba en moto impactó con un automóvil que su propietario ingresaba a un garage y luego contra un árbol. Sufrió graves heridas que derivaron en su internación. Una semana después el adolescente murió en el Hospital de Río Cuarto.

"No estaban borrachos ni drogados. Por todo lo que había venido sufriendo antes en Colonia Almada, donde vivía conmigo, él sintió temor y comenzó a escapar", había dicho el padre en referencia al supuesto hostigamiento que su hijo recibía por parte de la policía de la vecina localidad.

La causa no tiene imputados, el propietario del automóvil involucrado en el accidente solo fue convocado a proceso y ya designó un abogado que lo representa. Tampoco los policías que conducían los móviles aquella noche fueron citados por el fiscal.

"Solo declararon en la causa el padre y la madre de Yamil, y dos de los amigos que se encontraban aquella noche con él. Además de una mujer que aquella noche se encontraba en las salas velatorias que se encuentran cerca de donde se produjo el accidente", explicó Rivarola. El abogado señaló que uno de los jóvenes dijo en su declaración que aquella noche fueron perseguidos por la policía.
Rivarola indicó además que "existe material probatorio -como las imágenes de cámaras de seguridad- para profundizar la (responsabilidad) policial".

"Apelamos a la pericia accidentológica como prueba de rigor fundamental y en base a eso, cuando tengamos acceso al expediente, poder analizar seriamente las situaciones, la sesiones de fotos y todo lo que se fue incorporando con posterioridad al accidente", dijo el letrado.

Rivarola sostuvo que si bien "todo es materia de investigación, es un avance muy importante el que se produjo en materia pericial".

Boletín de noticias