Ferrer: "El radicalismo parte de la mejor posición y vamos a esforzarnos por consensuar"

Locales 08 de junio de 2019 Por
Entrevista a Marcos Ferrer, ganador de las elecciones PASO del domingo. Fue el más votado y se consagró candidato a intendente por la UCR. Llamó al consenso para retener el 52% que logró la UCR.
LOCALES-FERRER

Marcos Ferrer fue el más votado en las PASO del domingo y se consagró candidato a intendente por la UCR. Llamó al consenso para retener el 52% que logró la UCR.

-¿Cuál es el escenario que se plantea dentro de la UCR tras su triunfo?
-De mucho diálogo. Con Juani (Bonzano) estuve hablando y con María Luisa (Luconi) también. Con ambos he tenido conversaciones. Fue la primera charla en función del futuro. Juani me ha planteado, generosamente, que se va a sumar y colaborar. Y con María Luisa tuvimos una conversación larga por teléfono y quedamos en reunirnos en los próximos días. Entre todos tenemos la gran tarea de lograr que el radicalismo ratifique el resultado que obtuvo el domingo, con la posibilidad concreta de lograrlo si armamos una idea común y de coincidencias. Será producto del diálogo, del esfuerzo mutuo y de concesiones que tenemos que hacer todos. Sobretodo de brindar un mensaje de unidad de la Unión Cívica Radical a la ciudad.

Consenso
-¿Los porcentajes, entre el primero y el segundo y el que obtiene Luconi condiciona de alguna forma ese diálogo?
-Ninguno de nosotros puede trasladar votos de un lugar a otro. La sociedad eligió. Optó mayoritariamente por nosotros. Por lo tanto entendemos que la propuesta y el equipo que presentamos eran los mejores. Por eso fuimos los más votados. Pero también hay que reconocer que se eligió a otros equipos con un buen caudal de votos. Se trata de amalgamar ambas. Hay un mensaje de continuidad y apoyo a la gestión y un mensaje paralelo de modificar algunas cuestiones que son importantes. Creo que hay que trabajar mucho en la transparencia de la nueva gestión, hay que trabajar mucho sobre nuevas herramientas de modernización; tenemos que rediscutir el tamaño del estado municipal, poner en el centro de la escena la correcta asignación de los recursos. Todo en función de generarle más beneficios al ciudadano, sin necesidad de tener que aumentar permanentemente el costo para prestar un buen servicio. Se han puesto en agenda muchos temas que son interesantes, producto del diálogo y de trabajar sobre ideas. Ya no se trata de cargos. La cuestión se discutió a través del proceso democrático, en las PASO. Los ganadores fuimos nosotros y estamos felices por eso. Pero tampoco vamos a ser ciegos para no ver que hay otras opciones dentro del mismo radicalismo que han planteado diferencias y que hay que tenerlos en cuenta a la hora de ir a buscar al electorado definitivo en la general.

"Hay que trabajar mucho en el gobierno abierto, en la apertura, hay que profesionalizarlo. El estado no puede ser el sustento permanente de quienes no pueden resolver sus propios problemas. El estado puede aparecer como auxilio pero no puede ser un auxilio constante. Hay que trabajar en políticas de crecimiento, desarrollo y planificación. Se trata de un estado ágil, moderno, chico, barato, solucionador de problemas e inteligente, donde el clientelismo no sea una forma de gobernar. Donde el populismo ya no tenga más lugar. Hay que gobernar para generar oportunidades y derechos, para que la ciudad esté mejor pero no asistiendo. Tratando de ser un estado articulador. Ese fue el mensaje de las urnas el domingo. Hay que interpretarlo y llevarlo a la práctica".

-¿Más allá de la interna radical, como evalúa el desempeño del resto de las fuerzas políticas?
-Fue una elección muy difícil. Muy fuerte. Con un peronismo que venía de sacar 62% a menos de un mes. Con un candidato fuerte, del Frente, quien en las dos últimas elecciones estuvo disputando la Intendencia voto a voto. Un tercer candidato como Alejandro Schwander con su segunda aparición en escena. Y dentro de la interna de la UCR un candidato con mucha experiencia como Juani Bonzano y una figura fuerte como Luconi por lo que representa su persona y apellido. Para nosotros, haber ganado en ese escenario es muy alentador. Nos enfrentamos a candidatos muy fuertes y buenos, con partidos muy sólidos. Pero el escenario opositor se presenta ahora con muchas expectativas. El radicalismo hizo una muy buena elección. Por lo tanto entendemos que muchos de esos votos vendrán hacia nosotros. La gestión ha sido buena, más allá que tenemos que corregir un montón de defectos y errores. Vemos ahora el escenario opositor muy dividido: (José María) "Pecho" López obtuvo 15 puntos. (Juan Pablo) Peirone 14 y (Alejandro Schwander) 8 puntos. Y Cristian Primo, como nueva aparición, con cerca de 5 por ciento. Pecho ha realizado una elección aceptable, pero si pensamos que venía del 60%, ha perdido mucho caudal. Peirone, en relación a lo que han sido sus participaciones anteriores ha caído notoriamente. Tiene que ver con el desgaste: son 12 años compitiendo en elecciones. Es un reflejo que indica que no se puede hacer política solo cada cuatro años. Schwander conserva su núcleo duro y quizá sea uno de los que está más conforme. Y Primo es un emergente que cautiva un voto joven y novedoso. Genera expectativa porque es una persona nueva en política. Ahora empieza la recta final y creo que el radicalismo parte desde la mejor posición, sin dudas. Vamos a realizar todos los esfuerzos posibles para consensuar y ponernos de acuerdo y lograr el objetivo que es ganar la elección general.

-¿Sumando todos los proyectos y propuestas?
-Por supuesto. Incorporando las ideas de María Luisa y de Juani a nuestra plataforma. Perfeccionarla y salir a la búsqueda de ese voto que, coincido con María Luisa, no es de los candidatos sino del votante. El verdadero protagonista es el elector. En consecuencia tenemos que llevar el mensaje de que somos la mejor propuesta para seguir gobernando la ciudad. Prestando atención a que debemos modificar muchas cuestiones. Hay que trabajar mucho en el gobierno abierto, en la apertura, hay que profesionalizarlo. El estado no puede ser el sustento permanente de quienes no pueden resolver sus propios problemas. El estado puede aparecer como auxilio pero no puede ser un auxilio constante. Hay que trabajar en políticas de crecimiento, desarrollo y planificación. Para eso estamos trabajando en un sistema de georreferenciación con el cual se podrá montar toda la planificación de la ciudad. Es lo que surge de la votación del domingo, es decir cuáles son las preocupaciones de los riotercerenses y cuáles los problemas que vamos a tener que atender quienes vamos a competir por la Intendencia. Se trata de un estado ágil, moderno, chico, barato, solucionador de problemas e inteligente, donde el clientelismo no sea una forma de gobernar. Donde el populismo ya no tenga más lugar. Hay que gobernar para generar oportunidades y derechos, para que la ciudad esté mejor pero no asistiendo. Tratando de ser un estado articulador. Ese fue el mensaje de las urnas el domingo. Hay que interpretarlo y llevarlo a la práctica.

Estrategia y acuerdos frente al 52%

Marcos Ferrer se convirtió el domingo en el candidato más votado del radicalismo y de las PASO, con el 24% de los votos, frente al resto de las fuerzas políticas, pero la muy buena elección de María Luisa Luconi que cosechó el 20% y se ubicó en segundo lugar, obligará a consensuar no solo estrategias electorales sino acuerdos programáticos. Ferrer ya lo logró con el espacio de Juan Manuel Bonzano que aporta el 7% de los votos. Y resta ahora una charla "más profunda" con Luconi, quien en su primer pronunciamiento dijo que respetará el acuerdo de unidad firmado en diciembre pasado por todos los espacios, apoyando a sus candidatos a concejales, pero dejando varias dudas sobre su respaldo real a la lista que encabezará Ferrer. Luconi habló más de sus aspiraciones para 2023 que de las generales de agosto próximo. El desafío de los tres, tomando como referencia la posición de Luconi de quedarse en el radicalismo, es que el partido conserve el 52% de los votos obtenidos el domingo; un caudal importante pese al desgaste de 16 años de gestión.

El mensaje de campaña
Así, Ferrer ya comienza a mostrarse con firme voluntad de unidad y consenso, ensayando un mensaje de campaña más abarcativo. En su primera entrevista con TRIBUNA, dijo que la plataforma se elaborará con el aporte de todos. Y habló de desarrollo y de un nuevo estado municipal, moderno, ágil y transparente.
La performance de la UCR, exhibiendo un sólido triunfo en bloque, puede significar el punto de partida para retener el gobierno ante una oposición fragmentada. La gran duda, sin embargo, es cómo se direccionarán los votos de esa interna, frente a una evidente recuperación del peronismo de la mano de José María "Pecho" López y una notoria caída del Frente Todos de Juan Pablo Peirone, que se ubicó en el cuarto lugar. Ferrer puede llegar a polarizar con López o ese voto opositor dividirse entre la nueva segunda fuerza electoral y el Frente Todos. Alejandro Schwander y Cristian Primo, que emergió como una nueva figura política, pueden quizá terciar logrando cierto caudal de voto independiente.

Boletín de noticias