En Colonia Almada, la gestión está por encima de los nombres

Regionales 25 de mayo de 2019 Por
36 regionales

En las elecciones del pasado 12 de mayo, la población de Colonia Almada le renovó el crédito a un modelo de gobierno que ya lleva varios años, aún alternando el nombre de quienes lo encabezan.

El proceso arrancó en 2003 con Hugo Fraresso como intendente, quien tras fallecer fue reemplazado por su secretario de Gobierno, José María Peralta. A pocos días de que éste ultimo asumiera su segundo mandato, fue convocado para ser funcionario provincial y quien encabezaba el Concejo Deliberante, Jorge Fraresso, debió hacerse cargo del Municipio y ahora fue revalidado en la urnas.

En este contexto, la filosofía del trabajo en equipo, alejada de personalismos, parece ser la marca registrada del modelo actual.
De hecho y apoyado en su bajo perfil, el intendente actual no es el único habilitado para hablar de la gestión municipal.
A la convocatoria de este medio acudieron, el mencionado Peralta, y Jonathan Buratti, actual secretario de

Gobierno y posiblemente, el sucesor natural de Fraresso.
Vale destacar que para elegir el candidato de Hacemos por Córdoba en estos últimos comicios, se realizó una encuesta entre los tres, -incluyendo al jefe comunal-, y todos "medían igual", aseguraron.

"La decisión la tenía Jorge (Fraresso) porque de golpe había tenido que dejar su actividad privada para dedicarse a la función pública y supo llevar adelante una gestión que no estaba planificada por él", explicó Peralta en torno a la candidatura.

"Es un tipo de códigos, no solo en la estructura partidaria sino en la vida. Está dispuesto a seguir trabajando en equipo y nunca tomaría decisiones sólo porque a él se le ocurra", agregó.
A su vez, Peralta aseguró que no descartaba la posibilidad de volver a presentarse para gobernar nuevamente su pueblo, más allá de estar ocupando un cargo en el área de Educación del Gobierno provincial.
"Voy y vengo todo el tiempo y estoy en contacto permanente con lo que pasa en Colonia Almada", afirma el coordinador de los programas Fodemeep y Aurora, que aportan fondos para mantener y construir escuelas en toda la provincia.
Por su parte, Buratti tiene la juventud de su lado para esperar paciente la chance de aspirar al máximo cargo municipal.
"No es una sola cabeza la que lleva adelante la gestión y en la elección, el pueblo valoró que por primera vez en la historia, un intendente llegó a ser funcionario de la Provincia", señaló en relación a Peralta, su "padrino" político.
El secretario de Gobierno está convencido que ese hecho "ha facilitado la gestión de obras millonarias para la localidad".

En ese sentido, el joven funcionario destacó el nuevo Centro Cívico inaugurado en 2015, a partir de la puesta en valor de un histórico edificio abandonado.
A su vez, adelantó que en este edificio está proyectada una segunda etapa de reformas que le permitirá albergar el Juzgado de Paz y el Concejo Deliberante, además de contener una plaza seca y un gimnasio.

También citó el estado edilicio de la escuelas primaria y secundaria. "Parece un colegio privado, con calefacción, aire acondicionado y un núcleo sanitario de 65 metros cuadrados que pronto estará listo", afirmó.
Contar con el 80 por ciento de las calles asfaltadas e iluminación LED en todo el pueblo, fueron otros avances enumerados por Buratti.

Al respecto, valoró además que todo esto se hizo "sin cobrarle nada a los vecinos", más que lo que aportan en impuestos y apelando a distintos fondos provinciales.
Tanto él como Peralta, admiten que los municipios chicos como Colonia Almada son "copadependientes", en referencia a la importancia de la coparticipación provincial y que "los recursos genuinos no alcanzan ni para pagar los sueldos".

El funcionario provincial destacó además, los avances en seguridad con la instalación de cámaras, "incluso antes de que fueran impulsadas por un programa del gobierno provincial" y ya cubren el 70 por ciento del pueblo.

En cuanto al clima político de una localidad que en más de una ocasión se ha visto alterado hasta por denuncias de la oposición hacia la administración municipal, Peralta baja los decibeles.
"Tenemos que gobernar para el 100 por ciento de la localidad y también está bueno que haya gente que no está conforme porque eso te hace permanentemente, tratar de mejorar", señaló.
"No hay un rivalidad diaria en el 40 por ciento que no nos votó, se trata de un sector muy chico que es el equipo de trabajo de la oposición", agregó.

"Desde 2003 Colonia Almada siempre fue levantando la vara, no solo en servicios sino también la obra pública", concluyó Peralta.

Boletín de noticias