Mario Trecek obtuvo el segundo premio en un certamen de poesía y narrativa

Artes y Espectaculos 16 de mayo de 2019 Por
El escritor de Río Tercero recibió la distinción en el marco del Primer Concurso Literario Nacional, organizado por el Centro Cultural Integrarte, de Pilar, provincia de Buenos Aires.
Mario

El escritor Mario Trecek no deja de recibir buenas noticias por su actividad literaria. Le acaban de adjudicar el segundo premio en la categoría poesía del Primer Concurso Literario Nacional, organizado por el Centro Cultural Integrarte, que coordina la profesora y escritora Mariela Palermo.

Bajo el seudónimo de "Gregor Samsa" -protagonista de La Metamorfosis, novela del autor checo Franz Kafka-, el escritor de Río Tercero presentó la obra "Después de los incendios".

Integraron el jurado los escritores Víctor Hugo Koprivsek, Jorge Omar Hermiaga, Emiliano Pintos y el profesor Luis Ángel Della Giovanna.

La entrega de premios se realizará el 14 de junio, en Pilar, provincia de Buenos Aires.

"Estoy muy feliz con la noticia y concurriré a recibir la distinción", dijo Trecek y agregó que se siente"honrado" de que su trabajo haya sido seleccionado entre tantos participantes de distintos puntos del país.
El certamen también contempló una categoría de narrativa.

Después de los incendios

Habrá que olvidar los cursos de corte y confección,

para no quedar atrapados en la costura

de las tradiciones.

No ser oruga en la oreja verde del mundo y

depositar detritus, sustancias vanas, convicciones de cangrejo.

¿Por qué acariciar el terciopelo, género de dos urdimbres y una trama?

¿Argumentos sin sobresaltos,  piel de durazno,

 pelambre de un gato?

Pura estrategia, recurso egoísta de lo acariciado.

Alguien olisquea huellas, y sabe a rancio, amargo.

Todo se percibe como áspero

 níspero, adhiriéndose tercamente al paladar

 como pulpa del fruto de chañar,

con su sabor ocre y oxidado.

Heroísmos, salvemos el mundo y las ballenas.

El amor, lo igual, lo diferente.

Palabras que suenan a diana,

y que solo es ceniza de la aurora,

pólvora mojada, hojas del paraíso

después de los chubascos.

Derrumbe, fatiga, letargo.

Desilusión en el año de las  lluvias.

Queda escribir un texto como último recurso,

para el penúltimo lector, una

esperanza  del marino, enancado en la última ola.

Isla de la palabra, como último refugio.

Letra que no encuentra botella.

Siempre tiene chance la poesía.

Porque no desilusiona, es ardid de la belleza.

Es el deseo puesto al rescoldo,

que después de los incendios

siempre acompaña como el humo.

 

                                                                              Gregor Samsa

Boletín de noticias