Declaró el acusado de matar a Taborda y dijo que se defendió de un ataque de la víctima

Policiales 16 de mayo de 2019 Por
Comenzó hoy el juicio por la muerte de Héctor Daniel Taborda, un vecino de barrio Castagnino que fue brutalmente asesinado en octubre de 2017. El imputado es un joven de 22 años.
crimen
El hecho ocurrió en una vivienda de la calle San Miguel 1942, en octubre de 2017

Fue la segunda vez que Nicolás Alejandro Molina (22) dio la versión de los hechos. Esta mañana declaró frente al juez Marcelo Ramognino, en el marco del juicio que se le sigue. Es el único imputado por un alevoso crimen ocurrido en la madrugada del 23 de octubre de 2017, en una vivienda de barrio Castagnino. La víctima fue Héctor Daniel Taborda (54), un pintor que murió debido a fuerte golpes y varias puñaladas.

En la sala de la Cámara del Crimen, Molina dijo que aquella madrugada se defendió de un supuesto ataque de la víctima. Lo hirió con un cuchillo de cocina. Hasta ese momento el joven trabajaba en un frigorífico, por lo que se presume sabía cómo manejar el arma.

Si bien esa fue la versión que dio frente al juez, durante la etapa instructoria se determinó que en realidad los hechos no habrían ocurrido de esta forma. El fiscal Alejandro Carballo estableció en su investigación que la tarde del 22 de octubre, Taborda, Molina y otra persona habían estado en una vivienda de barrio Los Algarrobos. Luego los tres se habrían trasladado hasta la casa de la víctima y después de beber algunos tragos, los dos jóvenes se retiraron. Cuando Taborda se encontraba descansando, Molina habría retornada a la vivienda de barrio Castagnino e intentado ingresar por el patio, presumiblemente con fines de robo. Taborda habría advertido la situación y cuando le abrió la puerta del frente comenzó una discusión que terminó con agresiones mutuas y luego con el feroz ataque de Molina hacia el dueño de casa.

Luego de ser hallado gravemente herido, Taborda fue trasladado al Hospital Provincial donde murió horas después.

Cabe recordar que aquella madrugada una vecina dio aviso a la Policía cuando observó que Molina intentaba llevarse el auto de Taborda. Cuando los agentes llegaron al lugar lo observaron con rastros de sangre y cuando ingresaron a la casa se encontraron con la víctima malherida.

En la primera jornada del juicio declararon los dos primeros policías -un hombre y una mujer- en llegar al lugar del hecho. El policía dijo al juez que no había observado que Molina estuviera herido, aunque estaba cubierto de sangre. Durante su declaración el imputado mostró supuestas heridas que le habría propinado Taborda y que abonarían la versión de un ataque.

El juicio continuará mañana a las 10. Se escuchará el testimonio de la vecina que aquella madrugada llamó a la policía. En la sala de audiencias estuvieron presentes familiares de la víctima.

Boletín de noticias