Alcance y competencias del renovado Juzgado de Paz

Regionales 06 de mayo de 2019 Por
Actividad esencial. Violencia familiar, contravenciones al código de convivencia ciudadana y títulos de propiedad, son los ámbitos más frecuentes para la dependencia judicial que estrena sede propia.
REGIONALES - Juzgado

Por primera vez, el Juzgado de Paz tendrá en Corralito, una sede especialmente acondicionada para su funcionamiento, a partir de la renovación del edificio donde estuvo el Municipio, hasta febrero pasado.
Dino Germán Badino, es quien desde 2013 se encuentra desarrollando esta actividad que tiene un variado espectro de actuación, como se desprende de su explicación.
"Somos el primer eslabón de la Justicia, actuamos en primera instancia y nuestra tarea es reducir las tareas de los tribunales", señala.
Esta descripción que puede sonar obvia para personas ligadas a las leyes, también demuestra al ciudadano común, la importancia que conlleva dicha función, sobre todo en poblaciones pequeñas.
"Amigable componedor", viene a ser el nombre técnico de esta función que ya acumula muchos años de existencia en la localidad.
De hecho, Badino anticipó que junto al historiador local, Alberto Goy, se encuentran trabajando en una publicación sobre el rol histórico de estos juzgados.
Vale repasar que antiguamente, esta tarea se desempeñaba en los propios domicilios de los jueces y fue durante el gobierno de Carlos Scotto (padre) que pasaron a contar por primera vez con una sede pública, en el predio del ferrocarril.
En este contexto, la tarea encuentra ahora un albergue que representa a priori un salto de calidad, más allá de las cómodas instalaciones. Las remodelaciones realizadas permiten disponer de una amplia sala de espera donde sesionaba anteriormente el Concejo Deliberante y el exdespacho de la intendencia fue adaptado para el juez.
Al margen de estas reformas, resulta de vital importancia tener en el inmueble contiguo, a la nueva subcomisaría. El trabajo en conjunto con la Policía es algo habitual en la función del juez de paz.
Badino reconoce que enumerar todos los ámbitos de actuación demandaría un espacio difícil de contener en cualquier publicación.
Sin embargo, se anima a describir algunas funciones, sobre todo, las más comunes en el contexto actual de Corralito.
En ese marco, exclusiones o restricciones que resultan de la violencia de género, están entre las situaciones más comunes que demandan su intervención. Para Badino, esto no se traduce necesa- riamente en un alarmante aumento de los casos, sino en la mayor importancia que se le da a esta problemática que generalmente de- manda actuaciones en carácter de urgencia.
Las violaciones al amplio Código de Convivencia Ciudadana, también demandan en muchos casos su actuación. En este marco pueden citarse una notable cantidad de contravenciones, que van des- de el manejo peligroso de automóviles hasta conductas molestas para con los vecinos.
Otra situación habitual para Corralito, resulta de la falta de títulos de propiedad perfectos, -se estima que ocurre con no menos de un 80 por ciento de los inmuebles-, lo cual demanda declaraciones juradas para demostrar los derechos posesorios.
Certificación de firmas, embargos, secuestros de bienes, declaraciones juradas, constataciones, ratificación de sumarios, encuestas y desalojos, también integran el radar de esta función judicial.
De lunes a viernes, de 8 a 14, Badino desempeña una tarea que no siempre se limita a las renovadas instalaciones ubicadas enfrente de la plaza y suele de- mandar su presencia en diversos puntos de la localidad.

Boletín de noticias