Frío: ¿Cómo viene la provisión de gas envasado?

Regionales 26 de mayo de 2018 Por
El gerente de la fraccionadora Ucoopgas, adelantó que dispondrán de más garrafas que el año pasado y buscarán mantener su porción de mercado a partir de precios que están por debajo de los topes exigidos por el Gobierno nacional. El consumo familiar se duplica, a partir de esta época.
deposito gas.09.10.24 (2)

Con la llegada de las bajas temperaturas, una buena parte de la población comienza a preguntarse cómo será el panorama para contar con sus garrafas de gas.
En Almafuerte, Ucoopgas garantiza dos cuestiones que suenan alentadoras. Aumentó su stock y mantendrá el mismo precio durante todo el invierno.
Su gerente, Horacio De Los Ríos, afirmó que cuentan con un volumen adicional del 10 por ciento, con respecto al año pasado, por lo que están preparados para la demanda esperada.
También destacó que tienen precios por debajo de lo que establece como tope, la Secretaría de Energía de la Nación.
Para las garrafas de 10 kilos, el ente nacional no permite que el precio supere los 215 pesos y la de 15 no debe valer más de 325. Ucoopgas las comercializa a 190 y 285 pesos, respectivamente.
"Es una decisión comercial que tomamos para acompañar la situación económica que estamos viviendo en el país", explicó el gerente.
Recién para octubre, se espera una nueva eliminación de subsidios para el gas butano, componente de las garrafas más pequeñas, por lo cual su precio no deberá variar durante todo el invierno, aseguran.
Por otra parte, la mencionada Secretaría, obliga vender las garrafas al mismo precio que los distribuidores, en este caso la Cooperativa de Servicios Públicos. Esta situación repartirá consumidores, evitando las largas colas de años anteriores, enfrente a la planta ubicada sobre ruta 6, donde el horario de atención al público, es de 8 a 13.
Se estima que una familia tipo consume alrededor de 20 garrafas anuales, -de las de menor tamaño-, teniendo en cuenta las conductas actuales de ahorro, a partir de la suba de precios.
De los Ríos, sostiene de todos modos que el gas envasado sigue siendo un combustible "económico" en relación al gas natural, por el incremento que sufrió esa tarifa.
En torno a este servicio, el directivo relativizó su pronta expansión, a pesar de los gasoductos proyectados.
"El país no tiene suficiente autonomía y está exportando gas de Bolivia, porque las reservas demandan una inversión que no está en condiciones de afrontar", afirmó.