Sospechan que hay más víctimas de un profesor preso por grooming

Policiales 15 de abril de 2019 Por
En setiembre de 2017 un profesor de inglés de Río Tercero fue detenido sospechado de los delitos de corrupción de menores y grooming. La investigación se inició a partir de denuncias presentadas por padres de quienes eran sus alumnos. Pero ahora se sospecha que en realidad las víctimas podrían ser más. Debido a esto, el fiscal de la Cámara del Crimen Gustavo Martín se opuso a la elevación a juicio de la causa y solicitó que se investiguen estos casos.
JUDICIALES Pereyra

La Cámara del Crimen debe resolver ahora y en caso de hacer lugar al pedido del fiscal, la causa tendrá que continuar siendo investigada por el fiscal Alejandro Carballo, incorporando nuevas pruebas.

La causa
"Cuando entrábamos al curso, el profesor sacaba su celular, cerraba la puerta, ponía una mesa para que la preceptora no la abriera y mostraba los videos guasos a los alumnos". Esto declaró uno de los tres jóvenes que habrían sido acosados por el docente Patricio Pereyra sobre quien pesa dos imputaciones: promoción a la corrupción de menores agravada por el carácter de encargado de su educación reiterada y establecimiento de contacto con un menor de edad por vías tecnológicas con el fin de cometer delitos contra la integridad sexual (grooming) reiterado.
La acusación estipula una pena mínima de 10 años en caso de ser hallado culpable.
El grooming es el acoso sexual por parte de un adulto a menores a través de internet, de medios electrónicos o de redes sociales.
Hasta el momento de ser elevada a juicio en diciembre de 2018, en la causa consta que hay tres jóvenes identificados como presuntas víctimas: dos de una escuela de Río Tercero, y el restante de un colegio de Los Cóndores.
De acuerdo con la acusación, los episodios denunciados contra tres varones se habrían registrado en marzo de 2017.
La causa acumula numerosos testimonios y captura de mensajes mantenidos supuestamente entre el sospechado y sus alumnos. Incluso se secuestraron valiosas pruebas que estabas guardadas en la computadora del acusado y en su celular.
De acuerdo a los testimonios los videos, de contenido pornográfico, heterosexual y gay, eran exhibidos durante la jornada escolar, en presencia de un número considerable de alumnos.

Boletín de noticias