Municipios adaptan su realidad a la planta regional de residuos

Regionales 15 de abril de 2019 Por
Situaciones. Por el sistema que ya posee desde hace años, Almafuerte tiene una ventaja de logística, mientras que en Tancacha aún evalúan su utilización y en los próximos días se sumarían más localidades.
REGIONALES - Basura

De manera gradual, distintos municipios comienzan a utilizar la planta de tratamiento de residuos, que abarcará a todo el departamento Tercero Arriba.
La misma se encuentra en cercanías de Río Tercero que ya lleva parte de sus residuos, mientras que Almafuerte ya destina allí todo lo que no recicla y en Tancacha evalúan cómo sumarse, desde los próximo días.
También se aguarda que en breve, se sumen Villa Ascasubi, Pampayasta Sud y Las Peñas.
El proyecto de la Comunidad Regional es financiado por el Gobierno provincial y tiene como objetivo, erradicar los basurales a cielo abierto.
En el caso de Almafuerte, es sabido que se trata de una ciudad que marca tendencia dentro de la región en esta cuestión.
Desde hace seis años cuentan con un sistema de separación de los residuos en origen, denominado GIRSU (Gestión integral de residuos sólidos urbanos). Naturalmente, esto implica un rol activo del vecino que separa todo lo reciclable (papel, cartón, plástico, vidrio, aluminio, telas, etc.).
Ahora con esta nueva infraestructura, solo funcionará en la ciudad, la planta a donde se destina todo lo que reciclan, pero quedará sin uso el basural, logrando un objetivo que a la mayoría de las localidades le llevará un tiempo aún incierto. No obstante, sobre esto se aguardan detalles que aún no fueron revelados desde la Subsecretaría de Ambiente, a cargo de Silvana Herrero.
Por lo pronto, esta novedad no implica para el vecino ningún cambio en sus hábitos a la hora de sacar su basura, afirmaron fuentes municipales.
Con el desarrollo del GIRSU los habitantes de Almafuerte generan apenas un tercio del promedio diario de un kilo por persona, estimado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tancacha
En el caso de Tancacha, si bien parece inminente el envío de su basura a la planta regional, el intendente Víctor Vera manifestó que se encuentran analizando cómo se va a instrumentar.
La principal situación a resolver pasa por los horarios, dado que la recolección en esta localidad finaliza de noche cuando la planta ya está cerrada.
El jefe comunal manifestó que la idea es no cambiar el mecanismo del servicio en la ciudad.
En un comienzo se llevaría los residuos orgánicos, limitando por ahora el basural local, a los restos de poda y escombros. Dicho espacio está siendo cercado con colaboración de la empresa Bunge.
A su vez, ya se viene trabajando con algunas experiencias de separación, tal es el caso de botellas plásticas que son utilizadas como ladrillos ecológicos por alumnos.
Vera adelantó además, que habrá una campaña de concientización para el reciclado en origen, comenzando por los colegios.
Al margen de las cuestiones que restan resolver, el intendente ratificó la intención de comenzar a operar con la planta regional, desde la próxima semana.

Funcionamiento
La basura que llega a la planta es vertida sobre una cinta transportadora en donde los trabajadores extraen todo lo reciclable, como ya se hace en Almafuerte.
Lo recuperable es comercializado y el resto de los deshechos son comprimidos a un tercio de su volumen en cápsulas que pesan alrededor de 5 toneladas, recubiertas de una membrana impermeable. Las mismas son almacenadas transitoriamente bajo techo hasta su enterramiento sanitario.

Boletín de noticias