Río Tercero defiende la ventaja ante Punilla

Deportes 08 de abril de 2019 Por
El seleccionado de "la verde" viaja hasta Huerta Grande para jugar la revancha de la instancia preclasificatoria. Si logra avanzar, estará organizando un cuadrangular donde se medirá con Oliva, San Francisco y Cruz del Eje.
DEPORTES - Selección

Esta noche desde las 21 en la localidad de Huerta Grande la selección de la Asociación de Bás- quetbol de Río Tercero (ABRT), intentará avanzar a una nueva instancia del tradicional campeonato provincial.
Hace una semana en el estadio de Sportivo 9 de Julio, el conjunto que dirige Nicolás Fasseta dio un paso fundamental cuando se impuso a su similar de Punilla por 112 a 75.
Teniendo en cuenta que esta "mini-serie" es de solo dos partidos, -ida y vuelta-, la gran ventaja ya obtenida le permite perder hasta por 36 puntos y poder clasificar de todos modos.
Por la época en la que se disputa este provincial, en coincidencia con las principales com- petencias nacionales, sobre todo Torneo Federal o TNA, la disponibilidad de jugadores se reduce al ámbito regional.
El quinteto inicial del partido de ida, estuvo compuesto por Federico Rodríguez (Fitz Simon), Ramiro Maldonado (Fitz Si- mon), Antonio Zalio (Bolívar de Carlos Paz), Emanuel Cismondi (CARIB) y Julián Gatti (Atlético Río Tercero).
Posteriormente, el entrenador dispuso de una alta rotación que le permitió imponer un planteo de fuerte presión defensiva. Esto se vio traducido en varias pelotas recuperadas y puntos de contragolpe.
También fueron de la partida, Nicolás Garelli (Atlético), Gastón Larraya y Facundo Casco, del CARIB, Nicolás Gasseuy (Recreativo) y Enzo Peralta (Central Argentino).
Para la revancha de hoy se espera completar el plantel de 12 jugadores, con Tomás Acosta y Agustín Farail, del Bolívar de Carlos Paz, que no pudieron estar presentes el sábado pasado.

Lo que viene
Sortear este "filtro" por el que deben pasar los dos peores ubicados del año anterior, le permitirá a "la verde", jugar e incluso organizar, uno de los dos cuadrangulares clasificatorios al fi- nal four, entre el 12 y 14 de este mes.
En esa etapa, se medirá ante las selecciones de Oliva, San Francisco y Cruz del Eje, donde solo el primero avanzará la instancia decisiva donde esperan Córdoba y Morteros, campeón y subcampeón del año pasado.
Paralelamente, con la organización de Sudeste, se jugará el otro clasificatorio del que también formarán parte, Río Cuarto, Villa María y Noreste.
Consciente de las limitaciones, Fasseta afirma que el objetivo es quedar al menos en el 3° lugar del grupo para evitar el riesgo de jugar nuevamente esta "qualy", el año próximo.
En cuanto al plantel, teniendo en cuenta el escaso margen de tiempo, no se esperan cambios importantes de integrantes.
Sobre la localía, el presidente de la ABRT, Sebastián Papini, explicó que se estableció previamente por sorteo dicha responsabilidad, para quien ganara este cruce preclasificatorio.
Si bien esto supone una ventaja deportiva que a priori debería ser tomada como una buena noticia, el dirigente mostró cierta preocupación por los costos que genera y la falta de personal disponible.
Algo de eso pudo verse en el partido ante Punilla, donde faltaron integrantes para la mesa de control y hasta quien secara el parqué cuando caía algún jugador.
El hecho de que ninguna asociación se haya ofrecido voluntariamente para ser sede, deja en claro que esta realidad es común a todas.
La situación, es una muestra más del escaso interés que despierta esta competencia, demasiado alejado del brillo de otras épocas.
Este tipo de torneo, tuvo décadas de esplendor, mientras fue la principal chance de enfrentarse con rivales de otras latitudes provinciales y una gran "vidriera" para los jugadores.
Con el advenimiento de la competencia organizadas a nivel nacional, en la década del 80, comenzó a decaer su importancia.
Por cuestiones de calendario, muchos de los principales jugadores comenzaron a desistir de participar y los selecciones se comenzaron a armarse, no con lo mejor tenían, sino con lo disponible.
A esta situación de degradación que ya parece irreversible, este año se le sumó la fecha de realización, en plena etapa de definiciones del Torneo Federal y la Liga Argentina, competencias que podrían sumar algunos nombres de jerarquía.
En ediciones anteriores, se jugaba preferentemente durante el invierno, en etapa de receso de los torneos antes mencionados. Si bien la mayoría de los jugadores optaba por continuar de vacaciones y no exponer su físico, para algunos, representaba una chance de mantenerse en ritmo.