El cementerio del Carmen forma parte del patrimonio cultural y su estado no es el adecuado

Locales 25 de marzo de 2019 Por
Gisele Ragout es arqueóloga y realizó un informe sobre la actual situación del Cementerio del Carmen. Este espacio forma parte del patrimonio cultural pero su estado de conservación no es el óptimo.
cementerio 2

Desde tiempos inmemorables los cementerios han sido fuentes de cientos de historias colmadas de supersticiones y terror que generan en la sociedad una imagen negativa en torno a esos lugares y ese sentido cultural y oscuro favorece a que se pierdan los verdaderos valores estéticos, históricos, paisajísticos y sociales. "La gente en general reconoce la importancia de su servicio social, pero pocos aprecian y reconocen el valor de los acervos culturales que representan", explicó la arqueóloga Gisele Ragout. La especialista criticó el estado actual en el que se encuentra el Cementerio del Carmen y dijo que se encuentra "en estado de abandono".
"Sabemos que los cementerios no sólo son importantes por su tarea; su trascendencia y significación cultural radica en el cumulo de nuestras costumbres funerarias y de las modificaciones que se han realizado en ellas con el paso del tiempo", dijo. En la actualidad esos espacios, en su mayoría se encuentran en malas condiciones de conservación y no son consideramos ni preservados como un verdadero patrimonio cultural.

¿Patrimonio?
Los cementerios forman parte de la historia de la ciudad, de su patrimonio cultural.
El concepto de patrimonio es importante para la cultura y el desarrollo porque aporta al "capital cultural" de una comunidad.
En la ciudad de Río Tercero desde el año 2015 el Cementerio del Carmen ha sido declarado de interés patrimonial por el Municipio.
"La responsabilidad del Municipio es mantener el cementerio, y lamentablemente está en un estado de abandono terrible", expresó la profesional y agregó:
"Se necesitan más desmalezadoras y combustible para las mismas; herramientas para la poda de las plantas; sereno nocturno y/o adicionales policiales para evitar los robos; cercado perimetral en el sector oeste; más luminarias; reparación y/o restitución de canillas; en fin, sería indispensable más personal en el área, que sea capacitado para la tarea".
Ragout argumenta que es necesario y urgente que los esfuerzos de gestión no sean solo tarea exclusiva de las autoridades gubernamentales, sino también de los habitantes cercanos a los cementerios y a los deudos de las personas ahí sepultadas. "Esto para que la percepción sobre ellos se modifique y se cambie la percepción de expectativa de presencia y servicio, hacia un espacio público de características específicas cuyo valor y utilidad es de interés sociocultural", aseguró.
"Debemos recordar que la parcela y/o espacio de la sepultura es de propiedad privada en la mayoría de los casos, entonces es responsabilidad de cada uno de nosotros recordar y preservar el espacio de nuestros familiares", señaló.
Para mejorar la situación y el estado de conservación del Cementerio del Carmen es necesario que el Municipio y los vecinos trabajen de manera conjunta, según la profesional.

Boletín de noticias