Una nueva Sala Cuna, en el PIT de la escuela José Hernández

Locales 16 de marzo de 2019 Por
El colegio José Hernández contará con una Sala Cuna. Es un espacio en donde se asiste a los hijos de las alumnas que concurren a clases en el PIT. Los niños serán atendidos mientras sus madres estudian.
LOCALES Sala Cuna
- Comenzará a funcionar y se espera que lleve contención a 13 niños de mamás alumnas

Las mamás que asisten al Programa de Inclusión y Terminalidad Educativa (PIT) del Ipem 288 "José Hernández", podrán dejar a sus hijos al cuidado de personal especializado, durante las horas de estudio en el establecimiento. Eso será posible gracias a la apertura de una nueva Sala Cuna en el edificio de la escuela secundaria, la quinta que funcionará en Río Tercero bajo la coordinación de la Secretaría de Equidad de la Provincia y el Municipio.


El espacio funcionará de 17 a 22, para los niños de mamás de 14 a 17 años de edad.


"Esta herramienta de las salas cuna surge para intentar abordar la primera infancia en las zonas periféricas y para que las mamás puedan trabajar, acá surge para que las mamás puedan estudiar. La educación es la única herramienta de liberación humana, para poder construir el futuro", subrayó Adrián Vitali, secretario de Participación Social de la Municipalidad.


Durante el PIT algunas de las mamás ya concurren con sus hijos menores, quienes quedan al cuidado de preceptores o personal administrativo, pero sin cobertura adecuada.


"Ahora tendrán una contención formal, con maestras jardineras, asistentes y cocineras, para que las chicas puedan seguir estudiando", apuntó Vitali.

Alta demanda
Para este año son 13 las madres que concurrirán con sus hijos, "una cantidad alta y hay otras futuras mamás embarazadas", describió Vitali. La sala recibe a niños desde los 45 días hasta los tres años de edad.


Otra de las particularidades de las salas es que los niños que son inscriptos ingresan en el programa Más leche, más proteínas, que provee mensualmente de un cupo de leche, además del beneficio de los pañales, colación y cena. "Cuando el niño sale con su mamá a la noche, al final de la jornada educativa, ya tiene que ir directamente a dormir porque está alimentado. Y si tiene alguna dificultad o intolerancia a la lactosa, se elabora un certificado médico y se consiguen las cajas de leche especial de la Secretaría de Equidad", indicó el funcionario. "Se asiste a la mamá para que lleve la leche a su casa y también se provee en la sala cuna al bebé".


La nueva sala cuna ya fue organizada en un espacio dentro de la escuela de la calle 2 de abril. Funcionará dentro de un aula especialmente acondicionada. "Como hay muchos bebés, se añadió una cuna más.

Normalmente la sala se habilita con sus tres cunas, en este caso dispusimos cuatro", contó Vitali. Posee todo el mobiliario necesario para la comodidad de los chicos y elementos de esparcimiento.


Vitali adelantó que se abrirán dos salas más, una en barrio Monte Grande y otra en Cerino. "Con estas estaremos cerrando todo el cordón periférico de la ciudad, con lo que creemos es la mejor de las políticas sociales de la historia, ya que por primera vez el estado llega a la primera infancia. Todas nuestras salas cuna están dotadas de aire acondicionado frío-calor, que no es un detalle menor, además de estar dotadas de cocina, heladera, freezer... Es decir bien completas para que puedan funcionar y prestar un buen servicio", subrayó Vitali.


La sala cuna de la José Hernández será la segunda de su tipo instalada en una escuela. Desde el año pasado funciona un espacio similar en el CENMA de barrio Las Violetas.


Mediante el PIT los jóvenes que por algún motivo abandonaron los estudios secundarios regulares, pueden concluirlos cursando un plan especial.