"Tenemos el mejor proyecto para la ciudad de Río Tercero, estamos convencidos"

Locales 11 de marzo de 2019 Por
Marcos Ferrer, precandidato a intendente por la Unión Cívica Radical
ae27a859-72ef-49ce-9647-6dde8dc6bce3

Marcos Ferrer planteó que las decisiones en su eventual gestión al frente del Municipio de Río Tercero, desde diciembre, partirán desde un "tablero de comando", que se activará en base a datos certeros sobre la realidad social, económica, la laboral y de infraestructura de la ciudad. ¿Cómo lo logrará? Basado en números reales que aportará el Instituto Municipal de Estadística y Censos, un área nueva que se creará como política de estado, permanente, para desarrollar investigaciones y formular el IBU (Índice de Bienestar Urbano).

La idea es utilizar ese índice para localizar, con rigor estadístico, las problemáticas comunitarias de la ciudad. "Será el primer indicador de la calidad de vida de Río Tercero, para armar un mapa de decisiones políticas", dijo Ferrer. Paralelamente, comenzará a funcionar el Instituto Municipal de Políticas Públicas, que será un ámbito de reunión, de ciudadanos e instituciones, para fijar las políticas de estado.

Esos dos grandes anuncios junto con la creación de planes municipales de vivienda, fueron quizá los ejes más importantes del lanzamiento de Ferrer como precandidato a intendente de la UCR el pasado miércoles. El acto fue masivo. Concurrieron unas 450 personas y allí Ferrer presentó a los integrantes de su equipo de colaboradores, la mayoría extrapartidarios y con destacada trayectoria en cada uno de los rubros en los que trabajarán (ver página 2).

7e4d4a51-f0da-466c-9744-4d0d61428915Un equipo de extrapartidarios, referentes sociales y comunitarios

El secretario de Obras Públicas municipal, que desde hace meses recorre los barrios, terminó de blanquear sus aspiraciones. "Acá está el candidato. Vamos a competir en las PASO 2019", dijo al comenzar su discurso, ante la atenta mirada del intendente Alberto Martino, jóvenes de la JR, algunos históricos del radicalismo local, concejales, funcionarios, vecinos y familiares.

En todo momento, Ferrer ponderó el equipo de trabajo, evitando de ese modo los perso- nalismos. Al tal punto será ese un distintivo de gestión, que el eslogan es precisamente "Somos Equipo".
"Lo más importante para mí es conformar equipos y tener un proyecto para la ciudad", dijo.
"No podemos seguir tomando decisiones políticas aventuradas o a ciegas como lo venimos haciendo. Necesitamos establecer políticas de estado. Hay cosas que no se pueden seguir discutiendo en Río Tercero, como la seguridad, la salud… Todas deben ser políticas de estado. Todos los actores políticos, las instituciones y los ciudadanos, nos tenemos que sentar a discutir estas cuestiones", señaló, marcando por primera vez en público diferencias con la gestión que integra, aunque no dejó de ponderar y agradecer al intendente Martino.
Dentro de los anuncios centrales, no faltó el anhelado proyecto de remodelación del balneario municipal. Prometió que se intervendrá desde el puente negro hasta el ingreso. "Será una obra que cambiará el eje de la ciudad", enfatizó.

Conocedor de las dificultades que enfrentan las familias de Río Tercero para acceder a la vivienda propia, anticipó la creación de planes municipales de vivienda. Fue uno de los mo- mentos donde surgieron más aplausos. El programa fue planteado para que "todos pueden acceder y no haya limitaciones de recibo de sueldo. Para que con el sacrificio y el trabajo puedan concretar el sueño de la vivienda propia".
"La construcción de un futuro mejor, no está basado en las grandes decisiones, que se toman en un gobierno o en el estado, sino en las pequeñas acciones que cada uno de nosotros llevamos adelante día a día", señaló por otra parte.

"Es eso lo que distingue al buen dirigente, porque un buen dirigente no puede llegar a serlo sin antes ser una buena persona", enfatizó, tras destacar que su equipo ha mostrado una notable sensibilidad social.
"Todas las gestiones de gobierno van a tener como impronta un solo objetivo, que es el ser humano y el ciudadano como beneficiario. No me cabe ninguna duda que estamos preparados para gobernar".

La figura del expresidente Raúl Alfonsin fue su referencia. "Sigan ideas, no hombres", destacó, usando una de las frase del líder radical.
"Yo milito en el radicalismo desde hace 20 años. No parece por mi edad. Pero empecé a los 16 y hoy tengo 36. Además tengo ocho años en la función pública, en las primeras líneas de los gobiernos. Es una experiencia que se va adquiriendo y relaciones que se han haciendo. Se van ganado respetos y también broncas. En estos tiempos muchas veces la soberbia y la falta de humildad hace que no se escuche y se preste atención. Que mi equipo diga que se ha sentido escuchado, es el mayor orgullo que me llevo. Estamos convencidos que tenemos el mejor proyecto para la ciudad de Río Tercero", dijo luego en un breve contacto con la prensa.

-Habló de humildad y de ser buena gente, ¿fue un mensaje dirigido a alguien en particular?
-No, es la característica que tienen que tener los nuevos liderazgos. Ya no hay más tiempo ni posibilidades de ignorar a quien la pasa mal. No podemos no hacernos cargo del sufrimiento de la gente. Es una impronta que tiene que tener cualquier área de gobierno.