Profesionalizan el control del entretenimiento

Locales 05 de marzo de 2019 Por
Se aprobó una nueva ordenanza que regula los espectáculos públicos. La figura de un profesional matriculado a cargo de un área específica resulta ser la principal novedad de una normativa que pretende integrar varias correcciones aisladas. El principal desafío pasará por controlar y cumplir reglas que en su mayoría, ya son conocidas
LOCALES Boliche

Una nueva regulación intentará nuevamente responder al reclamo generalizado de tener una noche más segura para quienes se divierten pero también, los ciudadanos en general.

Tras dos años de elaboración, esta semana fue aprobada en el Concejo Deliberante la nueva ordenanza sobre espectáculos públicos.
María Luisa Luconi, presidenta del órgano legislativo, destacó en primer lugar que se logró reunir en una misma normativa, correcciones dispersas sobre la regulación de este rubro.

La edil radical fue una de las principales impulsoras de la compilación de más de 20 modificaciones a la ordenanza anterior, sentando las bases del proyecto modificado.
Con varios aspectos que se mantienen inalterables, la novedad más destacada recae sobre la figura responsable de los controles pertinentes.

Ya no será una persona "idónea" como se establecía y pasará a ser un profesional matriculado. De alguna manera, con esto se busca aumentar la responsabilidad de quien ejerza dicha función.
Vale agregar que en este contexto está contemplada una nueva área específica de Espectáculos Públicos, que deberá ser creada en un lapso de 15 días tras la reglamentación de la ordenanza a cargo del Ejecutivo. Al frente de la misma podrán estar: ingenieros, técnicos universitarios en higiene y seguridad o bien, especialistas en la materia.
"El matriculado deberá firmar las habilitaciones y hacerse cargo de los controles que hagan los inspectores", remarcó Luconi.

"En muchos puntos la ordenanza se pasa de regularista y la existente ha tenido controles deficientes o solo a ciertos comercios", analizó el concejal del Frente, Danilo Cravero.
Atento a esto, remarcó la importancia de designar un profesional matriculado a cargo del área, "de modo que si el Estado no toma medidas ante los incumplimientos de su función, podrá ser sancionado por su colegio profesional".

Reglas conocidas

Otros aspectos sobre los que recae la atención de la opinión pública, cada vez que se debate una nueva reglamentación en este sentido, tiene que ver con horarios, ruidos y alcohol, los mayores generadores de conflictos.

Esta nueva ordenanza integradora no contempla cambios en estos sentidos, lo cual deja en evidencia que lo importante de aquí en más, será controlar que las normas existentes, se respeten.
"Que nosotros (concejales) demoráramos en la nueva ordenanza, no impedía que se realizaran los controles, porque ya había legislación, si estos son obres, vamos a seguir teniendo riesgos en la noche", afirmó la autoridad legislativa.

De 22 a 6 de la madrugada sigue siendo el horario habilitado para los espacios nocturnos de esparcimiento, durante los fines de semana. En tanto, se reserva el lapso de 20 a 1 para la modalidad de "matiné", disponible para menores a partir de los 13 años, por supuesto, con prohibición total para la venta de alcohol, que sólo se podrá expender a mayores de 18 años en lo que se refiere a la opción para adultos.
A su vez, el respeto por el límite de decibeles, een cuanto al sonido, representa uno de los principales reclamos por parte de vecinos de los locales nocturnos, aunque también se piensa en la protección de los concurrentes y quienes trabajan allí, remarcó Luconi.

En la ordenanza se mantiene una "tabla de valores" que fija límites para el nivel de presión acústica según la duración del "ruido".
Sobre esta extensa ordenanza, Luconi apuntó que se puso especial énfasis en la seguridad. En este punto se torna obligatoria la instalación de cámaras de seguridad, el tratamiento ignifugo de las instalaciones, la provisión de agua corriente para consumo de las personas, etc.

Esto puede demandar algunas inversiones para quienes están en el rubro, por lo cual "tendrán su tiempo para aggionarse", aclaró la concejal.
Por otra parte, tras el objetivo de actualizar una ordenanza que en algunos puntos había quedado obsoleta por el paso del tiempo, también está contemplada la prohibición de fiestas de la espuma, electrónicas y "clandestinas", ya sean privadas o públicas.

Si bien resulta lógico asociar la normativa en cuestión a la noche, también hay referencia para espectáculos al aire libre en espacios públicos, cuya autorización debe gestionarse en el Municipio, con 10 días de anticipación. También se describen allí las exigencias para obtenerla.
La ordenanza también intenta dejar en claro los diferentes rubros que están a su alcance y condiciones para que cada espacio pueda ser encuadrado en alguno de ellos. La diferenciación incluye: discotecas, pubs, bares, confiterías, restaurantes, peñas, salones de fiestas, eventos masivos, cumpleaños de 15, fiestas infantiles, clubes, cines, salas de juego y albergues transitorios.

Esto muestra la notable extensión y alcance de esta legislación, cuyo cumplimiento queda expuesto como un desafío de convivencia para la ciudadanía en general.