Murió un joven de barrio Cerino tras recibir golpes con una botella en su cabeza

Policiales 18 de febrero de 2019 Por
Ocurrió en el balneario municipal y la Justicia investiga si se trata de un homicidio.
POLICIALES balneario

A partir de la muerte de un joven riotercerense, que se produjo en la noche del jueves pasado en el Hospital Pasteur de Villa María, la fiscal de Instrucción Andrea Heredia Hidalgo comenzó ayer a investigar si el deceso fue como consecuencias de un grave incidente que se registró el pasado fin de semana en el balneario municipal de esta ciudad.

La víctima fatal fue Miguel Aguirre (18), quien se domiciliaba en barrio Cerino y era conocido popularmente como "Miguelito".

Según pudo confirmar TRIBUNA en la jornada del viernes, Aguirre se encontraba el domingo pasado junto a otros dos jóvenes -uno de ellos sería su hermano- cuando al lugar arribaron unas 20 personas de barrio Monte Grande, y una de ellas le habría aplicado fuertes golpes en la cabeza con una botella.

Herido, el joven fue trasladado de inmediato al Hospital Provincial de Río Tercero, donde tras ser asistido y medicado, volvió a su vivienda, pero al día siguiente al no sentirse bien quiso retornar al nosocomio riotercerense y cuando lo hacía a pie se desvaneció en la vía pública.

A partir de ese momento fue llevado al hospital villamariense donde tres días después dejó de existir.
Ahora la Justicia local deberá determinar si el deceso se produjo por las lesiones recibidas en la cabeza.
En la jornada de ayer, en la fiscalía a cargo de Heredia Hidalgo habría declarado el hermano de la víctima -con quien estaba el domingo pasado en el balneario- y otros testigos más.