Almafuerte busca imponerse como destino turístico en una temporada "gasolera"

Regionales 30 de enero de 2019 Por
La ciudad ofrece casi 700 plazas de alojamiento y una variada oferta turística, recreativa, cultural y artística. En el marco de una temporada donde los turistas gastan poco, la ciudad busca imponerse como una alternativa en Córdoba.
REGIONALES Playa

Vacaciones gasoleras, encorsetadas por el dólar, la inflación y los tarifazos se viven en la región y en todo el país. Más cerca, más cortas, menos gastos. Generalmente estas son las características de las vacaciones. Y en Almafuerte eso se percibe. Si bien operadores y funcionarios turísticos son optimistas para lo que resta de la temporada, se admite que enero no ha sido el ideal.
El lago Piedras Moras, el balneario, el complejo La Bomba y las múltiples actividades artísticas, recreativas y culturales que propone la vecina ciudad, forman parte de una propuesta que busca por todos los medios atraer a los turistas.
Desde hace unos años Almafuerte trabaja para lograr consolidarse como un destino turístico y no como un mero lugar de paso para los viajeros que continúan su recorrida hacia alguna otra localidad o paraje de Calamuchita.
La posición estratégica de la ciudad, sobre las costas del lago Piedras Moras, impulsa al Municipio y también al sector privado a realizar inversiones y mejoras en la infraestructura tanto de alojamiento como en las propuestas gastronómicas y los espectáculos.

La plazas en alza
Entre cabañas y hoteles, el número de plazas para alojamiento que dispone Almafuerte es de 675 plazas.
"La cantidad se incrementó de manera notable en los últimos cinco o seis años, ya que antes el número no superaba las 200 camas", explicó Pablo Fernández a cargo del área de Cultura municipal.
Si bien en este aspecto las mejoras son evidentes, aún resta trabajo por hacer para colocar a la ciudad como un destino turístico, con todos los servicios y comodidades que los viajeros solicitan al momento de elegir el lugar para vacacionar.
Los operadores turísticos coinciden en afirmar que si bien la "temporada no es mala tampoco en la mejor". Hablan de un nivel de ocupación promedio del 45 por ciento en lo que va de la temporada, inaugurada oficialmente a mediados de diciembre.
"La gente viene a quedarse aquí no más de cuatro días y al momento de elegir alojamiento, busca precios y compara", indicó una empleada de la oficina de Turismo ubicada en el ingreso al lago.
Según informes de la Dirección de Turismo el promedio de ocupación rondó entre el 40 y 44 por ciento en lo que va de la temporada.
Los concesionarios de los paradores ubicados a la orilla del lago señalaron que si bien "hay movimiento" de gente, principalmente los fines de semana cuando el clima acompaña, el gasto que realizan es mínimo. Una imagen que se repite en cada grupo familiar o de amigos es verlos con las conservadoras con todo lo necesario para pasar el día a puro sol en el lago y gastando lo menos posible.
Según datos brindados por la Agencia Córdoba Turismo el gasto promedio de los turistas en los distintos valles de Córdoba es de 1.300 pesos diarios. Almafuerte no escapa a esa realidad.

Opciones
En cuanto a las propuestas que la ciudad ofrece son variadas pero se destacan en primer lugar la práctica de deportes y actividades acuáticas sin motor en el lago, como por ejemplo la posibilidad de hacer kayak, practicar windsurf o bucear en el lago.
Pero también es el escenario ideal para realizar paseos caminando o en bicicleta por las playas y el sector de la nueva costanera junto al Piedras Moras.
Durante las noches de los fines de semana en los siete paradores que hay en el complejo se organizan distintos espectáculos con música en vivo. Las propuestas incluyen música de todos los géneros como rock, folclore, cuarteto, e incluso se organizan fiestas temáticas a la orilla del lago tanto para adolescentes y jóvenes como para adultos.