Balance 2018: en el podio de los mejores en materia de actividad judicial

Policiales 22 de diciembre de 2018 Por
El presidente de la Cámara del Crimen local, Marcelo Ramognino, dijo que fue un año positivo en cuanto a la actividad en el fuero penal. Se juzgaron todas las causas ingresadas en un plazo de entre 60 y 90 días aseguró.
JUDICIALES Jueces

Ante el inminente comienzo de la feria judicial el próximo 1 de enero, el vocal Marcelo José Ramognino a cargo de la presidencia de la Cámara del Crimen local durante 2018, hizo un balance de la actividad del Tribunal y confirmó que las estadísticas son alentadoras. Explicó a este medio que los resultados son producto de varios factores combinados: un Tribunal integrado en sus tres Salas, la cobertura de ambas secretarías a cargo de Leonardo Galanti y Claudia Franco y el esfuerzo conjunto de funcionarios y empleados que, "consustanciados con las pautas de trabajo fijadas por las Vocalías, redundó en un eficaz y eficiente servicio de justicia".


"Junto a mis colegas Guarania Barbero de Altamirano y José O. Argüello, diseñamos un sistema de gestión que nos permite hacer un seguimiento en tiempo real de todas las causas ingresadas, su estado, presentaciones, movimientos y tareas pendientes, así como su conclusión. Esto facilita el control de gestión y los resultados están a la vista", señaló Ramognino.


El vocal de la Cámara detalló que se juzgaron el 100% de las causas ingresadas a la Cámara (con y sin preso), en un plazo de 60 a 90 días, salvo que se requirieran alguna prueba u otra cuestión procesal excepcional.

"Además, con esta modalidad de trabajo, hace algunos años que en la Cámara del Crimen de esta sede, las causas en trámite no prescriben", dijo.


Ramognino destacó también "la cordialidad" entre los vocales que permite -más allá de las opiniones personales sobre algunos aspectos jurídicos-, compartir criterios, jurisprudencia y experiencias "que en definitiva, nos enriquecen a todos".


Consultado específicamente sobre las estadísticas, Ramognino dijo que aún con la cobertura de la Vocalía de Arguello en el mes de junio, la Cámara sustanció más de 100 juicios orales (entre debates abiertos y abreviados), uno de ellos en colegio y dos integrados con jurados populares. Se resolvieron más de 40 suspensiones de juicio a prueba (probation) entre las concedidas, rechazadas y cumplidas. Además, la Cámara del Crimen participó activamente en el programa "Viviendo la labor judicial" en cuyo marco se recibieron a docentes y estudiantes de 12 establecimientos de la ciudad (secundarios, terciarios y universitarios), quienes asistieron a audiencias de debate. Respecto a esta experiencia Ramognino dijo que los vocales de la Cámara ofrecieron charlas explicativas y evacuaron todas las dudas de los alumnos.


En lo que hace a la infraestructura del Tribunal, se acondicionó la sala de deliberación ubicada en el frente del edificio de la calle Peñaloza, para brindarle mayor comodidad y privacidad a los jurados populares, espacio físico que nunca había sido habilitado desde la inauguración de la sede.

Finalmente, satisfecho por los resultados del año judicial que culminará la semana entrante, Ramognino no dudó en afirmar que el año próximo, bajo la presidencia de su colega Barbero, el Tribunal seguirá trabajando para "superar los desafíos que enfrenta el Poder Judicial en la tarea de brindar un servicio de justicia acorde a las expectativas y requerimientos de la sociedad".