El radicalismo lanzará un fuerte mensaje de unidad hacia 2019

Locales 04 de diciembre de 2018 Por
El jueves 13 de diciembre el radicalismo local, encabezado por el intendente Alberto Martino, realizará el acto formal de asunción de autoridades partidarias. Todas las líneas internas y los eventuales precandidatos para 2019 lanzarán un fuerte mensaje de unidad.
5 ellos
- Alberto Martino, Marcos Ferrer, María Luisa Luconi, Juan Manuel Bonzano y Adrián Scoppa

El radicalismo de Río Tercero acordó cerrar filas detrás del candidato que se defina en 2019 para la sucesión de Alberto Martino y el compromiso quedará plasmado en un documento que resaltará la unidad partidaria por encima de todos los matices internos. El acuerdo se terminó de definir el miércoles, en el seno de una reunión del Comité local, presidido por el intendente Martino, que se desarrolló en un salón de barrio Norte. A la convocatoria no faltó nadie, salvo un sector minoritario que responde el núcleo Amadeo Sabattini que trabajaría ya fuera de la UCR y probablemente integrado al opositor Frente Todos.


La invitación fue impulsada por Martino y respondida por referentes del Comité de mayores y de la juventud. El dato significativo es que estuvieron, en una misma mesa, los cuatro potenciales precandidatos a intendente: Marcos Ferrer (secretario de Obras Públicas), María Luisa Luconi (presidenta del Concejo Deliberante), Juan Manuel Bonzano (secretario del Juzgado de Faltas) y el alfonsinista Adrián Scoppa (exconcejal).


Si bien el calendario electoral local no sufrirá cambios de acuerdo a lo que se especula, el adelantamiento de la fecha de las elecciones en la Provincia, previstas para el 12 de mayo, movilizará prematuramente la campaña.

De este modo, las PASO locales se realizarían, en principio, durante el primer domingo de junio, como lo establece la ordenanza.


El jueves 13 de diciembre Martino y el resto de las autoridades del Comité asumirán formalmente los cargos partidarios, en un acto abierto a la militancia y propicio para lanzar el mensaje de unidad. Esa foto será crucial para sellar el compromiso. La excusa será despedir el año y adelantar el trabajo electoral para 2019, descartando, claro está, la conformación de Cambiemos en Río Tercero.


Cabe recordar de qué modo se gestó la presidencia de Martino en el Comité: el objetivo fue calmar la interna y evitar rupturas innecesarias que perjudicarían la chances del radicalismo de seguir en el poder.

Unidos
"El rol del Comité debe ser el de la unidad. Creemos que el intendente debe ser la prenda de unidad de los diferentes sectores", destacó un funcionario que dijo interpretar a quienes se ubicaron en torno a la mesa.


El radicalismo pretende que el documento sea firmado por todos: los cuatro eventuales precandidatos y el resto del Comité, incluido el exintendente Luis Brouwer de Koning, que no se presentará a la interna, evidenciando a través de su hija Gabriela un claro apoyo a Ferrer.

Brouwer tiene peso propio, como referente y poseedor historial partidario y de gestión: fue dos veces intendente de la ciudad y una dilatada carrera política en la región y la provincia. Del encuentro participó también el concejal Emiliano Afara.


"La sociedad tiene hoy mucha incertidumbre sobre lo que pasará en lo económico y en lo político, por eso es muy importante que la gente tenga la certeza que el radicalismo jugará junto, más allá que las cuatro líneas tengan que competir en las PASO o bien que lleguemos a acuerdos internos", destacó por otro lado una fuente partidaria.


En efecto, la idea es que nadie "saque los pies del plato", que el candidato que surja de la interna abierta PASO reciba el apoyo cerrado del resto, o bien que se acuerde una lista de unidad, escenario muy posible en política.


En definitiva, el radicalismo planteará una continuidad con cambios de la gestión de Martino.


"Todos coincidimos en ese objetivo de cara al 2019", ratificó la misma fuente a este medio. Con esa base, la acción partidaria se planificará con una agenda desde febrero, una vez que transcurran las fiestas de fin de año y el primer mes de vacaciones. La presencia de los precandidatos y de la militancia en los barrios será crucial para trasladar ese mensaje al vecino.


"Podemos armar timbreos; organizar una mesa en común con todos los precandidatos del partido. Es decir trabajar desde lo gestual y simbólico, demostrando que las cuatro líneas internas aseguran trabajar dentro de la UCR". Es un mensaje también hacia afuera de los límites formales del partido, sobre todo para ciertos actores que no se sintieron contenidos o bien nunca lograron el respaldo electoral necesario para impulsar la lucha desde adentro.


"Los cuatro precandidatos, los lanzados y los que aún no se definieron, coincidieron en el pacto de no agresión.

Cada uno tiene sus formas, algunos podemos discrepar más o menos entre notros y con la gestión, pero lo importante es que el radicalismo siga", enfatizó otro referente muy cercano al Ejecutivo municipal.


"Es central fortalecer el partido y la gestión en Río Tercero, luego vendrán las inclinaciones de uno u otro sobre las diferentes líneas provinciales de la UCR. Cada uno verá el campo de acción que le queda. Lo cierto es que ninguno le tiene miedo a la competencia interna. El límite es el partido y todos van a estar contenidos", manifestó otra fuente.