El "Cefe" reafirmó su pertenencia salesiana, con nueva conducción

Locales 01 de diciembre de 2018 Por
Finalmente, el Ceferino volvió a ser administrado, formalmente, por salesianos. En este caso no habrá al frente de la institución sacerdotes consagrados, sino una comisión de laicos.
LOCALES-CEFERINO

No habrá sacerdotes salesianos consagrados, pero el Centro Juvenil "Ceferino Namuncurá" seguirá trabajando con ese espíritu. Una comisión de laicos identificados con la obra salesiana, asumió la administración y control del "Cefe", a través de un acuer- do de tres años logrado con la congregación, propietaria del predio y el inmueble ubicado sobre la avenida Gral. Savio. El acto de firma del contrato se realizó el pasado sábado.


Desde hace algunos años, el Ceferino viene sorteando las dificultades originadas en la escasez de curas consagrados. Los pocos que hay no logran cubrir las necesidades de la congregación en todo el país.


En los últimos tres años, el Ceferino estuvo a cargo del Movimiento de la Palabra, un grupo diocesano que administró el establecimiento.


Desde el sábado, la comisión de laicos salesianos asumió formalmente el desafío. Está integrada por Alejandra Jaime, coordinadora general; Cecilia Tissera, secretaria general, Raúl Quadrelli, tesorero; y Letizia Rodríguez junto a Virginia Villalón, consejeras.

Historia
El Cefe lleva más de 50 años en Río Tercero como centro de formación humana, espiritual y de educación. "En este camino de búsqueda, los salesianos nos vamos adecuando a las nuevas realidades y nuevos desafíos, y a las dificultades que todas las instituciones de bien público vamos afrontando", explicó el Padre Vicario Horacio Barbieri.


"El número de salesianos consagrados es menor y eso hace que en algunas presencias concretas, nos veamos obligados a retirar la comunidad salesiana. Así, vamos ensayando distintos modos de salir adelante", añadió el sacerdote.


En el país son al menos 40 las obras salesianas de gestión laical, pero en el caso de Río Tercero será la primera experiencia de una comisión ad honórem. "Hay que agradecerles el amor que tienen a esta obra y a Don Bosco, porque ponerse al hombro esta obra es muy importante y muy loable", dijo Barbieri.


En realidad el grupo viene trabajando con fuerza desde enero de este año, en la gestión de todos los grupos juveniles y actividades, entre ellas la del Batallón 59 de Exploradores de Don Bosco.


El Cefe nació a partir de una firme esencia familiar y de ese modo continuará.


En el acto de firma del acuerdo, se vivió un emotivo momento cuando representantes de la comisión de laicos entregó a familiares de los fundadores, la reproducción de la primera acta y una antigua fotografía, de personas y maquinarias en los primeros trabajos realizados en el predio para la construcción del edificio.


"Es muy importante que los que queremos el bien y generar un ambiente de educación y contención para los niños y los jóvenes, nos unamos y apoyemos en este sueño de mantener abierta una casa como esta, que no tiene fines de lucro ni generar bienes materiales: quiere ser un espacio de educación, de contención y de valores con cabida para todos. El Ceferino es una casa salesiana", concluyó Barbieri, quien llegó acompañado del Padre Inspector Gabriel Romero.


En la capilla, en tanto, se seguirían ofreciendo misas, ya que se encuentra bajo la jurisdicción del Obispado de Villa María.