Enduro: La experiencia de haber corrido la prueba más popular del planeta

Deportes 27 de octubre de 2018 Por
Rally Trasmontaña de Enduro. Entre 1.300 pilotos participantes, hubo dos riotercerenses. En la carrera por parejas, Eduardo Ferreyra y Damián Campal terminaron sextos. La que se corrió en tierras tucumanas es la segunda competencia más convocante del mundo. Ferreyra habló con Al Toque y contó la rica experiencia adquirida, además de hacer un recorrido por su historial como piloto de motos.
foto que no va servir

Fue una carrera especial, muy dura. Yo he participado en nacionales, provinciales y todo tipo de carrera, pero la de Tucumán es la que más me gustó. Fueron 120 kilómetros, y hubo de todo: tierra, arena, ríos secos y con agua, trepadas de barro y bajadas peligrosas". Así lo expresó Eduardo Fabián Ferreyra (36), riotercerense que junto a su coterráneo Damián Campal (30) participó en tierras tucumanas de una nueva edición del Rally de Trasmontaña, la competencia de enduro más popular del planeta en parejas y la segunda más concurrida de todo el universo endurance de la historia.


"Nosotros participamos en la categoría más grande, que es la Seniors A. Largaron primero los pilotos de más bajo nivel, y nosotros al último. Nos tocó hacer un circuito especial, y realmente fue un filtro: pasaron algunos nomás", recordó Ferreyra, quien además agregó: "Tuvimos lugares difíciles de llegar y de no fácil acceso. Fue una carrera difícil, linda y divertida, que es lo que nos gusta".


La edición 2018 del Trasmontaña tuvo un total de 1.300 participantes, y la dupla riotercerese Ferreyra-Campal terminó en el sexto puesto con un tiempo de seis horas y 47 minutos.


"Yo tuve un problema en la moto: se me rompió el eje de embrague, algo que prácticamente no sucede nunca. Uno siempre espera lo mejor, pero son fierros, y como me pasó a mí le podía pasar a otro. Pero tuvimos tiempo de arreglarlo y seguir, y eso no nos permitió poder llegar un poco más adelante. No quedó bien la moto, pero pudimos terminar y cumplir con el slogan que tiene la carrera: No ganar, sino llegar".


-¿Fue tu primera gran experiencia en tan significante y dura competencia?
-No, ya había estado en 2016 corriendo en equipo con Daniel Mana, Marcelo Pérez, Damián Campal y el almafuertense Carlos Arrien, y también trajimos medallas. Y el año pasado fui pero para hacer asistencia, que también es muy importante; estuve con Alejandro Campal y Matías Lubatti, también de esta ciudad.


-¿Sos un piloto con mucha trayectoria dentro de esta actividad mecánica?
-Corro desde el 2008 junto a mi hermano "Tatú". El lo hace en quadri y yo en moto. En 2012 fue el único año que corrí en cuadri y salí campeón, pero fue por la circunstancia que mi hermano tenía un cuadri y me lo prestó. Gracias a él que me enseñó todo, gané el título en el Campeonato Enduro Generación 2002.


-¿Tenés logros corriendo en moto?
-Tuve buenos resultados en el Nacional de 2011, cuando quedé entre los 10 primeros. Después fui tres veces campeón, obtuve dos subcampeonatos y en dos oportunidades quedé tercero. Siempre estuve en el podio en el Generación 2002. Además, en el Campeonato Provincial de Cross corrí en 2010 y fui subcampeón,y en el mismo año quedé tercero en el Provincial de Enduro. Hemos tenido mucha suerte.


-¿Qué es para vos estar compitiendo permanentemente?
-Realmente es una pasión, nos gusta muchísimo. Por ahí nos limita el dinero, pero siempre tratamos de estar.


-¿Es peligroso?
-Es un deporte de riesgo. Hemos tomado varios cursos de manejo y eso nos dio mucha seguridad arriba de la moto y el cuadri. Son menos los golpes. Antes nos caíamos más, teníamos quebradura de costilla, de rodilla.


-¿Tenés algún sueño a cumplir?
-Realmente es llegar a grande y seguir corriendo. Veo gente de edad avanzada que está compitiendo con corazón. A mí no me gusta la pesca ni la caza, solo correr en moto. Ojalá llegue a grande y siga corriendo. Más allá del resultado, quiero seguir disfrutando con amigos. Es muy grande el compañerismo y la camaradería.


-¿Y alguna meta a nivel competitivo?

-Me emcantaría correr en la Vuelta a Tierra de Fuego. Uno siempre sueña con cosas grandes, pero ese es uno de los planes que tenemos en la cabeza.