La absolución de Menem y su impacto en las explosiones

Locales 06 de octubre de 2018 Por
La absolución del expresidente Carlos Menem en la causa por el contrabando ilegal de armas a Ecuador y Croacia, abre un incierto escenario legal sobre el expediente por la voladura intencional de la Fábrica Militar de Río Tercero.
carrrloo

La tragedia ya tiene responsables: cuatro militares fueron condenados a entre 10 y 13 años prisión, mientras que Menem volvió a estar penalmente involucrado como instigador del atentado. La venta de armas está íntimamente ligada al atentado, ya que constituye el móvil central de ese ilícito, que causó siete muertos en esta ciudad en 1995.


Menem había sido condenado a siete años de cárcel en la causa armas. El tribunal entendió que, a 23 años del inicio de la causa, no se cumplió el "principio del plazo razonable" para llegar a una condena firme y determinar si el ex presidente de la Nación y otros 10 imputados son culpables o inocentes por el contrabando de 6.500 toneladas de armas, que fueron reacondicionadas en la planta local. Las explosiones fueron provocadas para borrar esas evidencias.


"Estamos muy preocupados por la absolución de Menem, impacta de manera negativa e importante a la causa de las explosiones en Río Tercero. Esperemos que la Corte Suprema ponga las cosas en su lugar", manifestó Aukha Barbero, uno de los abogados querellantes, representante de las hijas de la fallecida Ana Gritti.


"Con la absolución, la causa de Río Tercero podría quedarse sin el móvil. Si desaparece la venta ilegal, no habría motivos para hacer desaparecer todo como lo hicieron", apuntó Barbero con preocupación.


En junio de 2017, la Sala I de la Cámara de Casación integrada por los jueces Ana María Figueroa, Ángela Ledesma y Juan Carlos Gemignani confirmó una condena de 7 años de prisión contra Menem. Contra ese fallo, la defensa del exmandatario interpuso un recurso ante la Corte Suprema de Justicia que consideró que no se había cumplido con el doble conforme exigido por la Convención Americana de Derechos Humanos, el Pacto de San José de Costa Rica.


El máximo tribunal revocó la sentencia y ordenó que vuelva a la Casación por entender que no se había cumplido con el doble conforme. Esta es una garantía que tiene el imputado para que ante un eventual fallo condenatorio esa sentencia sea revisada. En ese momento, la Corte ordenó revisar el fallo condenatorio "en el menor término posible" dada la "trascendencia institucional de esta causa" y su prolongado trámite procesal, según informó Infobae.


La causa por el tráfico de armas se inició en 1995. Durante su primer mandato, Menem firmó tres decretos presidenciales secretos -entre 1991 y 1994– para venderle armas a Panamá y Venezuela, que terminaron en Ecuador y Croacia