La celiaquía como materia pendiente en Villa Ascasubi

Regionales 12 de septiembre de 2018 Por
Entre alumnos que terminan el primario y comienzan el secundario están los protagonistas de una campaña de concientización que pretende ayudar a todos los alcanzados por esta enfermedad en el pueblo.
alumnos

Cuando se habla de celiaquía es de conocimiento público que hay mucho por facilitar la convivencia con una enfermedad que va en contra de los parámetros cotidianos de alimentación.
Pero al menos en Villa Ascasubi, alumnos que están terminando el primario y otros que comienzan el secundario están dispuestos a ayudar, como parte de su plan de estudios.
Desde el año pasado, protagonizan una campaña de concientización a nivel local, "sobre todo para ayudar a muchos que padecen esta enfermedad que a veces tiene síntomas muy amplios, y no lo saben", explica la docente Gabriela Moresco.
Según estadísticas mundiales, sólo un 57 por ciento de quienes sufren esta patología digestiva, son conscientes de ello y eso fue tomado como base por los alumnos.
Trasladado a Villa Ascasubi, donde se conoce de 18 casos, la proyección revela que serían aproximadamente unos 30 los enfermos y esa fue la referencia incial de la campaña el año pasado. 
Ahora es momento de comprobar los efectos de las acciones realizadas y ya han logrado que un 87 por ciento de los enfermos en el pueblo se reconozcan como tal y pueden tratarse.
Sobre esto último, tanto la docente como los alumnos saben y lo comunican, que no se necesita de medicamentos sino que la cura está en la propia alimentación, de allí que la clave es conocer más.
Apoyarse en los medios de comunicación y ahora reforzarlo con las redes sociales, han sido los instrumentos más utilizados por los alumnos, explica Moresco.
La campaña está enmarcada en la materia Ciencias Sociales pero pasa a abarcar contenido de Ciudadanía y Participación, Tecnologías y Matemáticas, debido al alcance que se pretende en la sociedad, las herramientas de difusión utilizadas y hasta la tabulación de encuestas.
La llevan a cabo alumnos del 6° grado de la escuela primaria "Miguel Jerónimo Ponce" y 1° año del IPEM 37 "Coronel Hilario Ascasubi". También forma parte del apoyo pedagógico, la profesora Mariel Manzotti.


Acción
Como parte de la campaña, los chicos contaron con información vertida desde el Hospital y tienen apoyo económico del Municipio.
También existe en la localidad, un grupo de celíacos, con el cual interactuaron para seguir ampliando la difusión de esta patología y así detectar mayor cantidad de casos.
Como resultado concreto y atribuible a la campaña, ya surgió la realización de un taller municipal para aprender a cocinar, teniendo en cuenta que los alimentos específicos tienen costos bastante más elevados que los convencionales.
A su vez, la iniciativa es expuesta a la sociedad, en la feria anual de ciencias que promueven los colegios y la Expo Productiva, algo que volverá a repetirse este año.
Por otra parte, los alumnos concurrirán con esta campaña a la feria zonal de ciencias que tendrá lugar en la escuela Remedios de Escalada, de Almafuerte, entre el 13 y 14 de setiembre.
Como con cualquier contenido que se brinda, las docentes a cargo saben que el gran desafío es mantener el entusiasmo y captar la mayor atención posible de los chicos.
"Ellos son creadores de su propio conocimiento y eso es suficiente motivación para trabajar por el bienestar del otro", expresa Moresco como la clave para el suceso y vigencia de esta alternativa educativa.
Tras el anhelo de seguir ampliando el alcance, "estamos llegando a los 30" es el lema adoptado este año en el que la campaña se focaliza en la prevención temprana.