En juicio abreviado, Sigaloff, el psiquiatra trucho, fue condenado a tres años de prisión condicional y fue liberado

Locales 05 de septiembre de 2018 Por
Daniel Sigaloff recuperó su libertad. Fue condenado a tres años de prisión condicional y a realizar tareas comunitarias. "Soy inexcusable, reconozco los hechos", expresó.

La Cámara del Crimen de los Tribunales de Río Tercero condenó a tres años de prisión condicional, al falso psiquiatra Daniel Sigaloff en un juicio abreviado en el que el acusado reconoció su culpabilidad. El Tribunal unipersonal fue integrado por la camarista Guaraña Barbero. 

Sigaloff fue imputado por ejercicio ilegal del arte de curar, falso testimonio y también por estafas reiteradas y condenado a tres años de prisión condicional y a cumplir tareas comunitarias durante el período de un año
La defensa presentó un acuerdo donde se reconocía expresamente lo ocurrido.

"Soy inexcusable, reconozco los hechos", afirmó Sigaloff en el juicio. El fiscal Gustavo Martin valoró la colaboración del imputado en la causa.

El acusado se encontraba detenido en la cárcel de Bouwer desde octubre del año pasado tras permanecer prófugo durante varios meses y recuperó su libertad finalizada la lectura  del fallo en la mañana de este miércoles.

"Soy juzgado por los errores que cometí y no por mis virtudes y las buenas acciones que entregué a la ciudad de Río Tercero", dijo Sigaloff al retirarse del recinto.

La causa

La conducta delictiva de Sigaloff quedó al descubierto durante un juicio laboral, donde surgió la duda a partir de certificados médicos firmados por él. La sospecha, sobre todo, es que no presentaba el título de psiquiatra, en ningún centro donde trabajó.

Luego, se determinó que el imputado no tenía matrícula habilitante de ninguna de las profesiones de las cuales ofrecía servicios en Río Tercero y Tancacha, y por la que hasta formaba parte de organizaciones no gubernamentales en la región.

Con pedido de captura a nivel nacional, Sigaloff fue detenido el 18 de octubre del año pasado, cuando fue hallado en Chapadmalal, tras cinco meses de permanecer prófugo de la Justicia riotercerense.