Grave falencia administrativa de la escuela Champagnat en la apertura del SUM

Locales 07 de agosto de 2018 Por
El SUM, destinado a la práctica de deportes y actividades para los alumnos y docentes, debe contar con habilitación que asegure las medidas de seguridad adecuadas para la integridad de todos y además evitar molestias a los vecinos.
Cham

El Instituto Marcelino Champagnat de Río Tercero inauguró y abrió el salón de usos múltiples para sus alumnos, sin contar con la habilitación municipal correspondiente, lo que se traduce en una grave falencia administrativa del centro educativo que refiere a la seguridad de los alumnos y docentes.

El SUM, destinado a la práctica de deportes y actividades para los alumnos y docentes, debe contar con habilitación que asegure las medidas de seguridad adecuadas para la integridad de todos y además evitar molestias a los vecinos.

Precisamente, el Juzgado Administrativo de Faltas Municipal mantiene una clausura preventiva sobre el inmueble, que no debe ser utilizado hasta tanto el instituto cumplimente con los requisitos establecidos por las normas municipales.

En agosto de 2017 se realizaron inspecciones en el salón a raíz de ruidos molestos denunciados por un vecino, cuyos decibeles estaban por encima de los permitidos.

"Dicho establecimiento no cuenta con ningún tipo de habilitación municipal, incluso sin referir a la fecha con verificación efectiva de la titularidad dominial del inmueble, situación que constituiría un hecho de suma gravedad, que se torna imperioso esclarecer", señala un párrafo de un pedido de informes al Ejecutivo, sancionado por el Concejo Deliberante la semana pasada.