Hay un riotercerense detenido por el robo a mano armada en una inmobiliaria

Policiales 31 de julio de 2018 Por
Lo confirmó a este medio el director de la Unidad Regional Departamental Tercero Arriba. El sospechoso fue detenido en su vivienda tras un allanamiento que se realizó en horas de la noche.
edificio policial

Un riotercerense continúa detenido por ser uno de los tres autores del robo calificado ocurrido en una inmobiliaria local, el pasado martes 10 de julio.

Así lo confirmó a TRIBUNA el comisario inspector Luis Polak, director de la Unidad Regional Departamental Tercero Arriba de la Policía de la Provincia de Córdoba.

Sin brindar mayores precisiones por estar "la causa bajo estricto secreto de sumario", Polak señaló que la detención se produjo recientemente en un procedimiento nocturno que se llevó a cabo en la vivienda del sospechoso.

"En el procedimiento trabajó el personal de la División Investigaciones con el apoyo táctico del Grupo ETER (Equipo de Tácticas Especiales Recomendable), y se secuestraron elementos que estarían relacionados con la causa y que fueron entregados al fiscal de Instrucción que investiga el robo para que se pueda lograr el total esclarecimiento".

El hecho se produjo en la inmobiliaria propiedad de Oscar Tosco, ubicada en la calle Sarmiento 466, de barrio Centro. En el lugar se encontraba el dueño junto a su hijo Emiliano, de 33 años. Al local ingresó un hombre, con vestimenta de trabajo color azul y con el rostro descubierto, que llevaba un bolso negro, tipo morral.

El hombre pidió al dueño de la inmobiliaria trabajo y le expresó que no era de Río Tercero. En ese momento ingresaron otras dos personas, una de ellas armada, exigiendo dinero. El propietario de la inmobiliaria se resistió y fue golpeado en la cabeza con el arma que llevaba uno de los asaltantes, provocándole un corte superficial.

Luego, los delincuentes obligaron a padre e hijo a dirigirse a un patio de luz, donde los dejaron encerrados. Los ladrones revisaron los cajones de un mostrador donde hallaron los 15 mil pesos con los que huyeron rápidamente del lugar.