El Municipio se hará cargo del mantenimiento integral del alumbrado y los semáforos

Locales 09 de abril de 2018 Por
El intendente Alberto Martino confirmó que la medida fue tomada teniendo en cuenta aspectos económicos y no políticos. El Municipio solo le pagará a la Cooperativa el consumo de energía del sistema. El contrato era de unos 20 millones de pesos al año, que la Municipalidad ahorrará.
LOCALES- ALUMBRADO PUBLICO

El Municipio no le renovará el contrato de concesión del servicio de alumbrado público y semaforización a la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos, y se hará cargo del mantenimiento del sistema con recursos propios.
La decisión fue confirmada ayer por el intendente Alberto Martino a TRIBUNA y tiene vinculación directa con los cambios en la facturación del servicio de energía eléctrica y la prohibición impuesta por el ERSeP de aplicar gravaménes municipales ajenos al servicio. El Municipio dejará de percibir unos 15 millones de pesos al año por la eliminación de la tasa del 9%. La inminente baja en la recaudación motivó la medida de austeridad del Municipio. El contrato con la Cooperativa está vencido desde hace dos años y fue prorrogado. El presupuesto es de unos 20 millones de pesos al año.
De este modo, el Municipio solo pagará el consumo de electricidad, pero se hará cargo del mantenimiento integral de luminarias, postes y redes del alumbrado y del sistema de semáforos.
Se trata de una decisión "técnica y económica" que no tiene motivación política, dijo el jefe comunal.
El servicio de alumbrado, en manos de la Cooperativa hace 20 años, arroja excedentes económicos en sus balances. "El costo de mantenimiento (9% de tasa) lo va a absorber el Municipio, porque nosotros nos vamos a encargar de hacerlo", explicó Martino. "Los empleados son nuestros (transferidos), lo que nos brindaba la Cooperativa eran los vehículos. Lo que vamos a tener que hacer ahora es comprar un camión con elevador para realizar esas tareas, pero aún no lo definimos", destacó. "Logramos (de ese modo) un ahorro importante", indicó.
Quedará pendiente la instrumentación de algún mecanismo de recaudación para solventar el costo del consumo de las luminarias urbanas de toda la ciudad. En ese sentido, el ERSeP autoriza a imputar ese concepto en la factura de luz. Martino consideró que podría equivaler a unos 50 pesos mensuales para cada usuario. Solo quedará pendiente el saldo correspondiente al consumo de los edificios públicos municipales.
"Todos tenemos que tener gestos", remarcó Martino.
En su defensa tras los cuestionamientos por el incremento en el valor de la electricidad, la Cooperativa expuso sus críticas sobre el impacto impositivo y tributario del esquema tarifario. Una vez eliminado ese concepto por decisión del ERSeP, el Municipio tomó la determinación de "compensar" esa quita discontinuando la concesión del mantenimiento del alumbrado y los semáforos.
Un funcionario cercano al intendente, por otra parte, justificó el superávit que la concesión le arrojaba a la Cooperativa, en el "escaso mantenimiento" del sistema.
Así, la Municipalidad será responsable de la calidad del alumbrado urbano y el funcionamiento correcto de los semáforos, pero no de su alimentación eléctrica, que seguirá dependiendo de la Cooperativa, como cualquier usuario de la ciudad.
Martino indicó asimismo que la relación con las autoridades de la Cooperativa es "buena" desde que se inició el conflicto por la suba de tarifas y adelantó que se comenzará a dialogar para "cerrar" la concesión de los servicios de agua y cloacas, cuyos plazos también están vencidos y prorrogados.