Comienzan a discutir la nueva ordenanza sobre la noche local

Locales 03 de abril de 2018 Por
El proyecto consta de 127 artículos y unifica 25 ordenanzas regulatorias dictadas en los últimos años. Fue elaborado en conjunto entre el radicalismo y el bloque del concejal Alejandro Schwander.
LOCALES-BOLICHES

LAS fiestas de 15 años ya no podrán tener alcohol y seguirá vigente la prohibición de expendio para los menores de 18 años en los boliches. Se revisará el límite acústico permitido de la música de las confiterías y habrá una clara diferenciación de los rubros comerciales de esparcimiento, para su habilitación edilicia y control. Son estos algunos de los aspectos del nuevo proyecto de ordenanza que regulará la noche de Río Tercero, que comenzará a debatirse en el Concejo Deliberante.
La iniciativa fue elaborada tras varios meses de estudio y consultas, y fue propuesta en conjunto entre el oficialista bloque radical y el espacio Es Posible de Alejandro Schwander.
Uno de los aspectos novedosos de la futura norma, es la prohibición total de venta y consumo de bebidas alcohólicas en las fiestas privadas de quince años, que alcanzará también a las personas mayores de edad.
En los últimos días se profundizó el debate acerca del aumento en el consumo de alcohol en menores de edad, y la futura ordenanza, en caso de ser sancionada, analiza ese aspecto.
Así, este tipo de eventos no podrán contar con barras de bebidas alcohólicas. Es muy común que los padres y organizadores contraten las llamadas barras móviles, que expenden sin control dentro de la fiesta.
De todas maneras, la problemática del alcohol en los menores y jóvenes, es mucho más profunda, y parte como consecuencia de conductas y movidas sociales muy complejas. La ordenanza regulará el funcionamiento de bares, confiterías, pubs, espectáculos al aire libre y especiales, kioscos, entre otros. Pero no evitará las llamadas "previas" en domicilios particulares o el "after" que se organiza cuando el boliche cerró sus puertas, en cuyos ámbitos quizá se de el mayor consumo de alcohol.


En ese punto sí se fija un artículo para prohibir los eventos que se organicen a través de las redes sociales.
En ese sentido, el edil del bloque oficialista Gabriel Daparte, destacó que la efectividad de la ordenanza se podrá alcanzar cuando "como sociedad tomemos conciencia" de todos los peligros a los que se exponen los adolescentes y jóvenes durante la noche. "Es una ordenanza de más de 120 artículos en donde se abordan diferentes aspectos de los espectáculos públicos", afirmó.
Una de las novedades que se plantean es la prohibición de la consumición de alcohol en las fiestas de quince.
"En lo personal no estoy de acuerdo con ese punto. La prohibición no es la solución al problema. Lo que pasa en las fiestas de quince es responsabilidad de los adultos (padres), en definitiva son ellos los que autorizan que los chicos consuman bebidas, no es responsabilidad del Municipio", expresó.

Responsabilidades
"Los controles que el Municipio realiza nunca van a ser suficientes si en el ámbito privado los padres dejan que sus hijos se reúnan a consumir alcohol en sus casas (las famosas previas) y luego les dan el auto para que salgan", señaló Daparte.
"Lo que ocurrió hace unos días en Hernando (la Justicia investiga la realización de 'fiestas negras' con la presencia de menores, alcohol y drogas -ver página 19-) es una señal, un llamado de atención para toda la sociedad; lo que pasó es grave y hubo menores de la ciudad involucrados", manifestó.
"Cuando comenzamos a tratar este proyecto nos reunimos con jóvenes, que en definitiva son los protagonistas, para escucharlos, también nos reunimos con los bolicheros y con especialistas que nos dieron conceptos y perspectivas para poder abordarlo. No fue un trabajo que hicimos sentados en nuestros escritorios", profundizó.
En realidad, el proyecto unifica unas 25 ordenanzas que fueron sancionadas en los últimos años para regular la actividad nocturna. Cada una de ellas aborda temas específicos y se aplican como parches para una problemática que debe abordarse en forma integral.
La presidente del Concejo Deliberante María Luisa Luconi fue una de las primeras funcionarias en comenzar a trabajar en el ordenamiento de las veinticinco ordenanzas que regulan los espectáculos públicos en la ciudad.
"Fue un trabajo que nos llevó mucho tiempo, tuvimos muchas reuniones con los jóvenes y con especialistas de diferentes áreas para poder tener una visión global de la situación", dijo.


"El objetivo principal de esta ordenanza es lograr que los adolescentes y jóvenes se diviertan de manera segura en la ciudad", afirmó Luconi y agregó: "Trabajar en la regulación y en el control de lo que sucede en la noche es un proceso en el que todos tenemos que trabajar en conjunto cada cual desde su lugar. El Estado, la familia y las instituciones necesitan trabajar juntos. Cada uno de manera independiente no puede hacer un abordaje de esta problemática".
"Los padres tienen una parte de la responsabilidad de los jóvenes, pero cuando salen de la casa el Estado debe estar presente realizando los controles que sean necesarios en los boliches como en las fiestas privadas", reafirmó.
"Hay un aspecto que es importante y necesario y es la realización de campañas masivas de concientización, y para eso es necesario que el Municipio articule con las escuelas para poder realizarlas", añadió Luconi.

Días y horarios de ingreso y egreso

El borrador del proyecto de ordenanza, de 127 artículos, regula el horario de apertura y cierre de los boliches, discotecas y confiterías bailables, como así también el ingreso máximo a estos lugares.
Los días jueves podrán abrir desde las 22 hasta las 4 de la mañana. Los viernes, sábados y vísperas de feriados reconocidos de manera oficial, el horario será desde las 22 hasta las 6 de la mañana y los días domingo de 22 a 2 de la mañana.
Para las fechas especiales como Navidad y Año Nuevo, el horario será desde las 00.30 hasta las 7 de la mañana. El texto de la ordenanza establece que "quince minutos antes del horario previsto para el cierre, se deberá ir disminuyendo gradualmente el volumen de la música e informar por altoparlantes a los asistentes sobre la necesidad de ir desconcentrando los locales y se suspenderá el expendio de bebidas".
Con respecto al horario de ingreso máximo de los adolescentes y jóvenes a los boliches se fija, jueves y domingos, hasta las 0.30 y los días viernes y sábados hasta las 3.30. Los días de Navidad y Año Nuevo los horarios quedarían liberados.
Otro ítem que se incorporaría es que las personas transexuales, travestis y transgéneros podrán ingresar a los baños de damas y caballeros, en forma indistinta.
El proyecto detalla que "en los baños destinados al público se deberán exhibir carteles en los que se exprese, en el caso de los baños de dama, la siguiente leyenda: "Ellas, heterosexuales, lesbianas, bisexuales, transgéneros, travestis y transexuales". Y en los baños de hombres: "Ellos, heterosexuales, gay, bisexuales, transgéneros, transexuales".
"Con esto se busca eliminar la discriminación entre los jóvenes y adolescentes", expresó el concejal Daparte.